La directora general del INSS ha presidido los actos.

La directora general del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) Gloria Redondo, hay presidido hoy en Almería los actos organizados para conmemorar el 40 aniversario de la publicación del Real Decreto Ley 36/1978 sobre gestión institucional de la Seguridad Social, la salud y el empleo, una norma que estableció las bases del sistema de Seguridad Social que hoy conocemos. 

En su intervención, Redondo ha señalado que el actual debate sobre la sostenibilidad y suficiencia del sistema público de Seguridad Social y de las pensiones no existía cuando se puso en marcha, a finales de la década de los 70. Entonces, la sostenibilidad “se suponía”: “nadie dudaba de que lo público estaba garantizado”, ha dicho. 

La directora general del INSS, que ha ofrecido una ponencia sobre la evolución de la demanda de información de los ciudadanos sobre la Seguridad Social en cuatro décadas de democracia, ha asegurado que, a lo largo de este tiempo, el incremento de la demanda de información ha sido tan elevado que puede calificarse de “verdadera progresión geométrica”. Esto ha generado ciudadanos “muy bien formados e informados” que se han encontrado, sin embargo, con un sistema que no favorece la retroalimentación entre la institución y los ciudadanos.

Para paliar este  problema, Redondo ha propuesto la creación de un sistema de “democracia participativa” que facilite la consulta de los ciudadanos y la incorporación de “foros de opinión” a los que se podría acceder desde la página web institucional. La directora general del Instituto Nacional de la Seguridad Social ha estado acompañada por el subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, la jefa de la Dependencia provincial de Trabajo e Inmigración, Ana Belén López Peña, así como por los directores provinciales del INSS, SEPE y Tesorería General de la Seguridad Social.

En el acto se ha reconocido la labor de empleados públicos que llevan más de 40 años de servicio. “No podíamos dejar pasar la oportunidad de resaltar el trabajo desarrollado por los empleados públicos de estas tres entidades que con su labor, dedicación y entrega han hecho posible que las reformas que en aquel lejano 1978 se consideraron novedosas e incluso valientes en términos de algunos expertos, se convirtieran en una realidad y que aquella Seguridad Social de máquinas Olivetti, de montañas de papel y de ventanillas estrechas, se haya convertido en la Seguridad Social que hoy conocemos”, ha apuntado Manuel de la Fuente.

Sanidad, desempleo y servicio sociales 

La publicación del Real Decreto Ley 36/1978 vino a simplificar y racionalizar las antiguas mutualidades y entidades gestoras de la Seguridad Social y la asunción por el Estado de funciones que le eran propias como la sanidad, el desempleo y los servicios sociales. 

Para ello, se crearon entidades especializadas: por un lado, el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) para la gestión y administración de las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social; el Instituto Nacional de la Salud, para la administración y gestión de servicios sanitarios y el Instituto Nacional de Servicios Sociales, para la gestión de servicios complementarios de las prestaciones del Sistema de la Seguridad Social. A su vez, se creó el INEM (Instituto Nacional de Empleo) (hoy Servicio Público de Empleo Estatal), para la gestión de las prestaciones de desempleo y políticas activas de empleo, y por último, para la financiación de todas estas prestaciones se creó la Tesorería General de la Seguridad Social. 

Aquel Real Decreto Ley constituyó en su día una revolución y un giro radical a la configuración de la Seguridad Social de la época. Sentó, igualmente, los cimientos del sistema necesarios para poder materializar los derechos que días después fueron reconocidos en los artículos 41 y 50 de la Constitución. Además, el texto legal fue el primero que acuñó el concepto de “caja única”, que sintetiza una de las ideas fuerzas principales que materializa la lógica de solidaridad intergeneracional e interterritorial propia de la Seguridad Social

Durante el acto, que ha acogido también una mesa redonda moderada por la jefa de la Dependencia provincial de Trabajo e Inmigración en Almería, se ha apuntado que el modelo institucional de Seguridad Social ha demostrado a lo largo de los años su “robustez y solidez” porque ha sabido adaptarse a las necesidades y vaivenes de la sociedad y a las vicisitudes económicas de cada época y que, a pesar de los cambios, “mantiene la esencia” con la que se creó en 1978.