La fábrica de Holcim en Carboneras, del Grupo LafargeHolcim, ha puesto en marcha el programa educativo “Junt@s al 2030”, dirigido a escolares de cuatro centros de primaria y secundaria de la localidad. El programa está basado en el Plan 2030, la hoja de ruta del Grupo en materia de sostenibilidad inspirada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y en el Acuerdo por el Clima de París (COP21). El Plan 2030 se fundamenta en cuatro pilares: clima, economía circular, agua y medio natural y personas y comunidades.

“Junt@s al 2030”, que nace a partir de los programas educativos que Holcim lleva a cabo desde 2006 en Carboneras y que se pondrá en marcha en tres centros de primaria y uno de secundaria, cuenta con un temario en el que se han incorporado los conceptos que recoge el Plan 2030. De este modo, el curso 2017-2018 estará basado en clima y economía circular; el curso 2018-2019 se dedicará a la biodiversidad; en el curso 2019-2020 se hablará de Derechos Humanos; y en 2020 está previsto reforzar temas como la salud y la seguridad.

En España, “Junt@s al 2030” se llevará a cabo en 16 centros educativos distribuidos en las ciudades de Albox (Almería), Carboneras (Almería), Jerez de la Frontera (Cádiz) y Montcada (Barcelona). En todos los centros, el programa 2017-2018 se complementará con un concurso de dibujo para los alumnos de primaria y un concurso de proyectos inspirados en la lucha contra el cambio climático para los alumnos de secundaria.

La iniciativa se llevará a cabo con la colaboración de Ecomímesis, organización almeriense especializada en la sensibilización, formación y comunicación ambiental.

Economía circular

En julio de 2015, el Parlamento Europeo estableció como meta para el 2030 el reciclaje y la reutilización del 70% de los residuos urbanos y del 80% de los envases, retos que favorecerán el desarrollo de tecnologías e instalaciones adaptadas para la consecución de tal fin. De igual manera, la economía circular fomenta el crecimiento económico sostenible y la creación de puestos de trabajo verdes.

LafargeHolcim ofrece una solución segura y fiable a los residuos mediante su valorización energética como combustibles alternativos, aprovechándolos como fuente de energía o como materia prima en la producción de cemento. De esta forma, la compañía propone una alternativa a su eliminación vía vertedero o incineración, contribuyendo al medio ambiente y poniendo de manifiesto su compromiso con la economía circular gracias al ahorro de recursos naturales no renovables y de materias primas procedentes de canteras.

Como contribución a la economía circular, LafargeHolcim utiliza residuos como combustibles alternativos y como alternativas a materias primas tradicionales. De hecho, en 2016 el 38% de la energía empleada por la compañía en España se obtuvo a través de combustibles alternativos, de los cuales 40% fue biomasa. Entre los retos que la compañía se ha marcado para 2020 se encuentra el alcanzar una tasa de sustitución térmica del 49% gracias a la valorización de residuos.