Alrededor de 40 personas, procedentes de países como México, Alemania, Australia y Túnez, así como de las provincias de Jaén, Granada y Murcia, además de Almería, han participado en la jornada ‘Mapas de la memoria. Moviendo los hilos’, una actividad formativa organizada por Andalucía Emprende, entidad dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento, en la cual han tenido la oportunidad de conocer y poner en práctica una serie de entrenamientos personales de improvisación destinados a contribuir a potenciar las capacidades creativas del alumnado y sus habilidades para la generación de ideas de negocio innovadoras.

Este taller, que ha tenido lugar en el castillo de Vélez-Blanco, y en el que han colaborado el Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) de Vélez- Rubio, el Ayuntamiento de Vélez-Blanco y la Asociación AlVelAl, se enmarca dentro de ‘Proyecto Lunar’ desarrollado por ‘Andalucía Emprende’. Se trata del primer programa público de apoyo integral a emprendedores de la industria creativo-cultural andaluza que persigue fomentar la creación y consolidación de empresas y empleo en este sector que comprende actividades como la artesanía, las artes musicales, cinematográficas, escénicas o gráficas, museos, antropología, nuevas tecnologías, moda, arquitectura, arqueología, audiovisuales, comunicación, edición, enología, gastronomía, gestión cultural, o patrimonio.

Impartido por Rosa Muñoz, responsable provincial de Proyecto Lunar, la actividad ha tenido un desarrollo eminentemente práctico, con contenidos basados en metodologías aplicadas por universidades tan prestigiosas como la Harvard Business School y en técnicas propias de las artes escénicas más avanzadas, como la técnica Meisner o el método Grotowsky. A lo largo de la jornada, el alumnado ha podido descubrir habilidades ocultas y potenciar sus capacidades creativas. Con más de una decena de dinámicas grupales e individuales basadas en la improvisación, en la expresión corporal y verbal, entre otras, los participantes en este taller han ido progresando en el desarrollo de los contenidos dentro de una experiencia sensorial compartida entre todos.