Una docena de voluntarias y voluntarios ambientales participaron el pasado sábado en la actividad “El estudio de los anfibios de la Sierra de María – Los Vélez”, durante la que desarrollaron actuaciones para conservar las poblaciones de estos animales.

La actividad comenzó con una jornada temática sobre “Anfibios en la Sierra de María – Los Vélez” impartida por el biólogo y técnico de fauna del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Juan Ramón Fernández y por la tarde se realizó un itinerario por diferentes puntos de agua, identificando las especies presentes y realizando acciones para favorecer la conservación de las mismas, como la colocación de rampas para anfibios en diferentes balsas.

Entre otros anfibios aparecen en Los Vélez el sapo partero bético , de pequeño tamaño, 5 cm, y color terroso. Además encontramos una nueva especie de descripción reciente en la Península ibérica, el sapillo moteado occidental (Pelodytes hespericus) que tiene presencia en la Comarca. De pequeño tamaño, 4 cm, y cabeza aplastada, se caracteriza porque tiene cantidad de verrugas de color verde oliva. Se encuentra preferentemente en acequias y charcas grandes.
El objetivo de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con esta iniciativa es hacer participe a la población de los Espacios Protegidos y su gestión. Para esto se ha diseñado un programa de actividades dirigidos aquellas personas que deseen convertirse en voluntarios ambientales que persigue proteger, conservar y dar a conocer los recursos naturales e históricos.
Parque Natural Sierra María Los Vélez
El Parque Natural Sierra María Los Vélez tiene una superficie de 22.562 ha, se sitúa en la zona suroriental de la Península Ibérica, en el sector más septentrional de la provincia de Almería.
Recibe este nombre de donde se inscribe su área natural de influencia, que incluye parte de los municipios de María, Vélez Blanco, Vélez Rubio y Chirivel. Dentro de este espacio natural, que alberga ecosistemas diversos y se extiende a lo largo de pequeñas serranías, destaca por su altitud la enorme mole caliza de Siental de Sierra María que, con orientación este-oeste, presenta dos paisajes opuestos entre solana y umbría.

El Parque Natural fue declarado por Decreto 236/1987, de 30 de septiembre, y posteriormente ratificado por la Ley 2/89 de 18 de julio (BOJA nº 60, de 27 de julio de 1989) por la que se aprueba el inventario de espacios naturales protegidos de Andalucía, y se establecen medidas adicionales para su protección.