Una treintena de voluntarios de la asociación ‘Ecoaldea’ y de los grupos ecologistas ‘Andarax’ y ‘El Serbal’ han participado en una jornada sobre la riqueza natural de las ramblas y ríos. El centro de visitantes ‘Las Amoladeras’ ha acogido este encuentro incluido en ‘Andarríos’, un programa de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para fomentar la participación social en el diagnóstico y conservación de ecosistemas fluviales.

Los voluntarios han recibido una mochila con los materiales necesarios (tiras de medición del ph y nitratos, termómetro y una manga de captura de invertebrados, entre otros) para realizar los muestreos de los que se obtienen la información sobre los parámetros físico-químicos y biológicos de los cauces, indicadores de su situación ambiental.

Para poner en práctica la formación teórica, los participantes se trasladaron hasta el tramo inicial de la rambla de Retamar, donde a lo largo de varios días tomarán muestras para realizar un diagnóstico ambiental de la zona. La información obtenida se incorporará a una memoria que será presentada en el encuentro anual de las entidades que desarrollan el programa ‘Andarríos’.

“La singularidad de las ramblas de la provincia hace que esta labor de voluntariado ambiental constituya un recurso muy importante para evaluar y conservar la biodiversidad de estos corredores ecológicos”, ha explicado el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez.

Esta iniciativa va dirigida a todas las asociaciones (ecologistas, de vecinos, de mujeres, juveniles, culturales, deportivas) que deseen colaborar en promover el conocimiento, la valoración social y la recuperación de los ecosistemas fluviales de la región. El programa pretende, con la ayuda de los participantes, destacar los valores ambientales e incrementar la conciencia ecológica de la ciudadanía para la conservación y mejora de los ríos.