Ya se conoce la sentencia del juicio llevado a cabo pasado miércoles 11 de octubre en el juzgado Nº1 de Huércal Overa, motivado por los insultos recibidos por el portavoz de oposición en Cantoria, el popular José María Llamas García de parte del asesor y marido de la alcaldesa del municipio Antonio Cerrillo.

En la sentencia puede leerse que “existe prueba de cargo suficiente para acreditar los hechos expuestos y condenar al denunciado por el delito de coacciones”. El escrito de la justicia también recoge que “en el contexto en el que se produce (el insulto), denota lesión de la libertad del denunciante como concejal, que este ha de disponer para el ejercicio del mandato para el que los ciudadanos le han votado”.

La sentencia es de 60 días de multa a razón de 10 euros el día (600 euros).

La denuncia se remonta al mes de abril de 2016, cuando y según recoge el escrito firmado por Llamas, “ (Cerrillo) se sentó en la primera fila y se dirigió a mi a voces llamándome gilipollas”, en un Pleno donde estuvo presente La Comarca Noticias.