La alcaldesa, Puri Sánchez, reconoce el trabajo de la ONG garantizando ayuda municipal

El Ayuntamiento de Cantoria ha entregado a Cáritas un lote de alimentos básicos no perecederos para atender las necesidades de los vecinos de la comarca que están sufriendo de manera más directa los efectos económicos de la crisis generada por el Covid19. Leche, arroz, pasta, legumbres, galletas, entre otros muchos productos, forman parte del primer paquete de ayuda que el Ayuntamiento ha puesto en manos de la ONG.

“Aunque la actividad está volviendo poco a poco, hay muchas familias que están notando muy severamente la vertiente económica de la crisis sanitaria, y entendemos que quizás sea la hora de empezar a centrar todos los esfuerzos en organizaciones concretas que ya han demostrado a lo largo de su historia tanto su utilidad como la profesionalidad con la que llevan a cabo estas tareas. En nuestro caso, como en el de otros muchos pueblos del alto y bajo Almanzora, entendemos que Cáritas cumple sobradamente con ese perfil”, explica Puri Sánchez, alcaldesa de la localidad.

Durante las semanas de confinamiento el Ayuntamiento ha atendido las necesidades de algunas familias y personas de especial riesgo de manera directa. Así, la red de voluntarios coordinada por Jorge González, uno de los empleados municipales que decidió trabajar a pie de calle durante el confinamiento, ha atendido las necesidades de cuantos no podían salir a realizar compras o, sencillamente, tenían dificultades económicas para poder hacer frente a las mismas.

En el transcurso las semanas sin contacto con el exterior, esa red ha repartido casa por casa desde medicamentos a alimentos, realizando gestiones administrativas y solucionado cuantos problemas les han ido planteando las personas que han precisado asistencia de algún tipo.

“Ahora, recuperada la libertad de movimiento hemos acordado con Cáritas la donación de productos básicos para su gestión desde el Banco de Alimentos con el que atienden a las personas de la comarca, y conforme sea posible iremos realizando nuevas contribuciones, porque ahora más que nunca es preciso que la solidaridad sea un rasgo identificativo de todos. Es especialmente importante que procuremos que aquellos que están pasando por problemas en estos momentos se sientan seguros, atendidos y arropados por la comunidad. Hacerlo desde Cáritas ayuda a mantener el anonimato de quien recibe el cariño de todos por medio de esa atención personalizada que ellos dispensan”, señala la alcaldesa.