El trabajador que el pasado martes fallecía precipitándose desde el techo de una nave cuando realizaba tareas en la empresa Cosentino, según fuentes sindicales, era el segundo día que prestaba servicios para la multinacional ubicada en Cantoria.

Las mismas fuentes indicaron a La Comarca que el trabajador Antonio A. G., oriundo de Alcantarilla (Murcia) y de 45 años de edad, se precipitó al vacío desde más de diez metros de alto, (como se aprecia en la imagen), después de pisar una claraboya.

“Al parecer era el segundo día de trabajo de este operario que trabajaba para la subcontrata Policarpo Briones, también de Alcantarilla”.

La víctima estaba casado y tenía dos hijos.