El partido Popular de Cantoria quiere hacer un llamamiento a la cordura a la alcaldesa del PSOE, Purificación Sánchez, al considerar “un abuso y un despilfarro” la cantidad de dinero que el gobierno municipal destina solo a mantener sus privilegios. En primer lugar y según conocimos la semana pasada por los datos que ofreció el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, la alcaldesa cobra 39.999,96 euros y tiene dedicación exclusiva. Se sitúa la número 16 en el ránking de los sueldos anuales de los alcaldes, estando por detrás de ella casi 90 más.

El municipio de Cantoria tiene 3.000 habitantes, cuenta con seis concejales liberados, además de un “asesor”, que es el marido de la alcaldesa socialista. Para mantener esta cantidad de sueldos políticos, los cantorianos destinan más de 360.000 euros anuales entre sueldos, seguridad social, teléfonos y dietas; una auténtica barbaridad, aseguran desde el PP local.

El dinero sale de las arcas municipales, de los impuestos de los cantorianos, solamente para que un grupo de personas mantenga una serie de privilegios. La mayoría del equipo de gobierno es gente a la que no se le conoce otra vida laboral que la de vivir en el pesebre de la Junta de Andalucía, modelo que han trasladado al Ayuntamiento de Cantoria.

“Desde el Grupo Popular ya hemos denunciado que a pesar de estar liberada, una de las concejalas no aparece por el Ayuntamiento, pero se deja ver permanentemente en la sede del PSOE provincial, como si estuviera trabajando para el partido pero cobrando un sueldo que le pagan los cantorianos. Este hecho no ha sido debidamente aclarado por la alcaldesa”, aseguran.

Tampoco ha explicado porqué su marido, el “asesor”, ejerce de alcalde de facto, habla, negocia y contrata en nombre de todos los vecinos de Cantoria, una actitud bastante sospechosa. “Si alguien necesita algo de Cantoria, hay que hablar con Antonio Cerrillo”, afirma el Partido Popular.

Ahora hemos solicitado a la alcaldesa socialista que nos facilite la información acerca de la adquisición de cuatro coches oficiales, en los que se pasean ella, su marido y sus concejales, al parecer, todo a costa del bolsillo de los vecinos.

Desde el PP “le exigimos a la alcaldesa que baje los pies a la tierra y entienda que ella no ha llegado al gobierno municipal para vivir del cuento. Solo está ahí para facilitarle la vida a los vecinos, y no al revés”.