El Partido Popular de Cantoria ha decidido poner en manos de la Fiscalía, la “dudosa” cesión de una vivienda a un trabajador, sin que exista ningún contrato que así lo indique, un “privilegio” que goza una persona de origen búlgaro, amigo del marido de la alcaldesa y asesor municipal, Antonio Cerrillo. La contratación de esta persona la hizo el PSOE, después de haber ganado las elecciones municipales, aseguran los populares en nota de prensa..

“El PP solicitó un informe al secretario municipal y éste ha negado por escrito que exista un contrato de cesión, por lo que no entendemos porqué una persona habita desde hace años una vivienda de propiedad municipal. Es la misma persona que además goza de otros privilegios como un vehículo a su disposición las 24 horas los 365 días del año y un sueldo de 34.000 euros anuales, con el único mérito de ser amigo de Cerrillo”, aseguran los Populares.

Por ello y una vez recibido hace unos días un expediente sin registro de mesa de entrada, ni sellos, ni firmas oficiales, es que desde el PP entendemos que estamos ante varias supuestas irregularidades que ahora será la justicia quien determine la legalidad o no del procedimiento llevado a cabo por el Ayuntamiento.

“Después de tres años y medio, ahora alguien nos quiere hacer creer que quien ocupa una casa municipal, quiere pagar un alquiler, con un canon que al parecer él mismo se ha autoimpuesto. Eso más que una respuesta a nuestra solicitud de información, se parece más a una confesión de partes, de quien ha estado haciendo uso y usufructo de un bien, propiedad de todos los cantorianos. Desde el PP creemos que una persona no ocupa una vivienda si alguien no le ha autorizado, y ahora toca saber quién ha sido esa persona y en nombre de quién ha ofrecido un bien municipal, saltándose todos los controles que exige la normativa”.