Desde el PP aseguran que los coches se han pagado por sobre su valor de mercado

El partido Popular cree que se ha pagado el doble por tres vehículos usados con más de 8 años de antigüedad. En 2016, se compraron otros cuatro vehículos al mismo taller de chapa y pintura.

Hace unos meses, el grupo en la oposición del Ayuntamiento de Cantoria, recibió una especie de resumen de cuentas, de determinados gastos realizados por el consistorio, asegura Pepe Llamas, portavoz del PP en el Ayuntamiento local.

Varios fueron los pagos que llamaron la atención, pero uno en particular disparó las alarmas, dice el dirigente Popular, puesto que según el propio Ayuntamiento, se adquirieron un Dacia Duster por el que se ha pagado 8.726 euros, un Skoda Yeti cuyo valor está cifrado en 11.774.33 euros y un Opel Insignia por el que el Ayuntamiento de Cantoria ha pagado 15.398.69 euros. La suma asciende a 35.899.02 euros. Esta operación se realizó en el año 2018; el escrito de “reserva y compra de vehículos destinados a gestión municipal” para “renovar el actual parque móvil municipal” fue firmado por el concejal delegado de Servicios, el 5 de febrero de 2018, según documentación obrarte.

Para Pepe Llamas (PP), “todo es sospechoso. Nosotros hemos solicitado una tasación particular y con la antigüedad que tienen los vehículos, entre todos no suman 17.000 euros. Es más, ágrega- nos llama la atención que esos coches procedentes de Toledo, se hayan comprado a un taller de chapa y pintura de Fines, donde al parecer la alcaldesa adquirió al mismo tiempo un coche para ella. Por ese motivo hemos solicitado el expediente de compra si es que existe, queremos saber si hubo concurso, por qué no se compraron los coches a una casa especializada y toda información que aclare cómo se gestiona y se gasta el dinero proveniente de los impuestos de los cantorianos”.

“Con los 36.000 euros pagados por estos tres vehículos, alcanzaría también para pagar un cuarto coche, por ejemplo un Kía Sorento con 8 años, similar al que adquirió la alcaldesa socialista para su uso particular. Son coincidencias que llaman la atención, pero hasta el momento no hemos recibido contestación oficial ninguna por parte del Ayuntamiento”, afirman desde el PP cantoriano.

“Al parecer, -insiste el concejal Popular-,  esta práctica no es la primera vez que se lleva a cabo. En el año 2016, hemos visto que también han realizado una operación por la compra de cuatro coches usados con los mismos protagonistas. Según hemos podido conocer, esta operación se realiza con una empresa que compra y vende vehículos provenientes de subastas, por eso los papeles se arreglan en Toledo. De ahí vienen a un taller de chapa y pintura en Fines, y ese taller es el que vende los coches al Ayuntamiento. Según las tasaciones que hemos solicitado de manera privada, los coches han sido pagados al parecer al doble del precio de mercado. En la subasta cuestan la mitad”, asegura el portavoz del PP, quien no entiende –de ser necesario comprar vehículos- “porqué no se compran en casas de reconocida trayectoria en la compra venta de vehículos y se les llama para que se presenten ofertas, que por lo visto, son más convenientes”.

La Comarca ha tenido acceso a las mencionadas facturas con las que se han justificado en el año 2016, la compra de un Nissan Qashqai, un Renault Master, un Ford Connect y un Citroen Berlingo.