Antonio Orozco había suspendido su gira Tour ‘Destino’ tras la muerte de la madre de su hijo. Han sido dos semanas de ausencia y el concierto de la Feria de Cuevas del Almanzora, en honor a San Diego, se convertía en el segundo tras su regreso a los escenarios. Por ello, quizás, el concierto ofrecido en la Nave Polivalente, estuvo marcado por la emoción y los recuerdos a quien fue su pareja, Susana Prat.

El cantante compartió numerosos gestos con el público. Palabras cargadas de sentimiento y miradas al cielo, incluso las lágrimas se hicieron presentes en el concierto de Orozco. Su público lo arropó cantando y gritando su nombre en reiteradas ocasiones.

Antonio Orozco devolvió el cariño a sus fans como mejor sabe hacerlo. Cantando y entregándose sobre el escenario con algunos de sus temas más conocidos de hoy y de ayer; ‘Estoy hecho de pedacitos de ti’, ‘Mi héroe’ o ‘Por pedir pedí’. Y es que según el mismo ha explicado ‘Destino’ recoge un poquito de todos esos momentos vividos a lo largo de su dilatada carrera.

El de L’Hospitalet es reconocido como uno de los artistas más importantes de nuestro país y después de quince años de carrera y ocho discos, en Cuevas nos hizo vibrar con temas como “Hoy será” o “Miráme”. Una suerte y un espectáculo que ha colgado el cartel de entradas agotadas en prácticamente todas sus citas hasta final de año.