Como resultado de la investigación desarrollada por la Guardia Civil desde principios del presente año, en el marco de la operación “Cabasola”, se han conseguido esclarecer hasta el momento un total de 13 delitos de robo con fuerza, a la vez que se ha detenido a J. H. S., de 52 años, y M. A. N. P., de 40, ambos vecinos de la localidad de Pulpí, como presuntos autores de la totalidad de ellos.

La operación es el resultado de la constante actividad que desarrolla la Guardia Civil en cuanto al esclarecimiento de delitos de robo con fuerza en la zona del levante almeriense, cometidos tanto en viviendas como en explotaciones agrícolas o ganaderas.

Desde primero de año, llega a conocimiento de la Guardia Civil diferentes denuncias en las que las victimas informan de los robos con fuerza cometidos en sus propiedades, de las que los autores sustraen todo tipo de objeto susceptible de ser vendido en tiendas de compra venta de objetos de segunda mano o entre particulares.

Durante el periodo que dura la investigación, vienen a sumarse otros hechos delictivos ocurridos en viviendas y almacenes de la misma zona, lo que aporta nueva información.

Tras contrastar todos los datos obtenidos hasta el momento, los agentes observan un mismo denominador común, cometidos sobre viviendas aisladas, casetas de labranza y almacenes ubicados en lugares apartados de los núcleos urbanos, con un mismo modus operandi, en el que fuerzan de manera brusca candados o cerraduras.

La información obtenida hasta entonces hace centrar la investigación en dos personas, vecinos de Pulpí, conocidos por los agentes al contar con detenciones y antecedentes anteriores, sobre los que los agentes establecen un discreto dispositivo de vigilancia.

Como resultado del mismo, a finales del pasado mes de octubre, los agentes consiguen acercarse hasta la vivienda que comparten ambas personas, hasta tal punto que desde fuera consiguen observar como en el interior de la cochera, cuya puerta se encontraba abierta, existen gran cantidad de objetos de dudosa procedencia, con las mismas características a los denunciados como sustraídos.

Los agentes encargados de la investigación primero identifican a los moradores, para después llevar a cabo el registro de la vivienda y almacenes anexos, en los que se interviene gran cantidad de objetos de dudosa procedencia, llegando a verificar en un primer momento un total de 13 de estos objetos como sustraídos en diferentes viviendas y almacenes agrícolas.

Así las cosas, la Guardia Civil lleva a cabo la detención de J. H. S., y M. A. N. P. como presuntos autores de hasta el momento, 13 delitos de robo con fuerza, no descartando la relación de los detenidos en más hechos similares.

Los 13 objetos recuperados, electrodomésticos, herramientas, antigüedades, bicicletas, han sido entregados a sus legítimos propietarios, continuando con las indagaciones para localizar los propietarios del resto de los objetos encontrados.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido entregadas, junto con los detenidos, en el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Huércal Overa.