La planificación de las obras de construcción del Espacio Escénico de Pulpí siguen los plazos previstos. Si el pasado mes de mayo comenzaron los trabajos de cimentación, la Diputación ha aprobado en la última Junta de Gobierno una inversión de 1.209.000 euros para terminar este edificio que contará con un aforo para 575 espectadores, incluyendo las butacas adaptadas a personas con movilidad reducida. El nuevo edificio va a contar con casi 1.700.000 euros de presupuesto.

Los costes de redacción del proyecto, ejecución de cimentación y ejecución de estructura irán a cargo de la mercantil Trenaco, en base al convenio urbanístico firmado con el Ayuntamiento gracias a las gestiones realizadas por el Gobierno municipal, por un importe total de 453.794 euros. Los costes de movimientos de tierras, responsabilidad del consistorio pulpileño, contarán con una inversión de 24.670 euros. El resto de obras de albañilería, cubiertas, acabados, instalaciones y mobiliario hasta la puesta en marcha del edificio, que han sido licitadas esta semana por la Diputación, se van a financiar a través de los Planes de Inversión.

La superficie construida del nuevo espacio escénico de Pulpí es de 2.234 m2 y constará de una planta semisótano de 500 m2 de superficie para almacén general, bajo la zona de escena y camerinos. En la planta baja se desarrolla la zona de escena, de 130 m2, con dependencias anexas para camerinos, aseos, cuartos para mobiliario de escena, cuartos de instalaciones y zonas restringidas al público.

El diputado de Fomento, Óscar Liria, ha destacado como la Junta de Gobierno sigue aprobado inversiones en los 103 municipios cada semana: “El Espacio Escénico es el proyecto más importante de esta semana, pero no es el único. Hemos aprobado obras que van a mejorar la calidad de vida en otros siete municipios. El Espacio Escénico de Pulpí va a marcar un antes y un después en el municipio. Se trata de la obra más trascendente para la vida cultural del municipio y que gracias a la gestión del equipo de Gobierno de Pulpí va a tener un impacto mínimo en las arcas municipales”, ha asegurado.

Liria ha revelado que el trabajo de Diputación no sólo va a consistir en velar por su ejecución, sino que, además, desde el Área de Cultura abordará lo más importante: el contenido.

Por su parte, el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, ha destacado que esta obra da respuesta a una demanda de los pulpileños: “Esta obra la podrán disfrutar los pulpileños y las generaciones venideras. Una obra que se va a quedar pagada gracias a la colaboración de Diputación y la colaboración público-privada”.

 

El proyecto en profundidad.

La zona habilitada para el público consta de un soportal exterior porticado de 220 m2 con “geometrías rotas en fachada”, que genera un deambulatorio exterior protegido de las inclemencias del tiempo y a través del cual, por tres puertas ubicadas en extremos para evacuación contra incendios, se accede a un segundo deambulatorio interior de 360 m2 de superficie, cuya fachada al exterior se conforma con elementos de vidrio estructural de distintos colores graduados. En este espacio está prevista la instalación de exposiciones temporales y elementos del patrimonio cultural (cuadros y estatuas) del Ayuntamiento de Pulpí. Este corredor interior dará acceso directo, junto a la escena, al patio de butacas para facilitar la entrada a personas con movilidad reducida a las primeras filas de butacas. Por la entrada principal, generada por un porche que vuela sobre la plaza pública verde diseñada junto a la Rambla Nogalte, se accede a la zona de taquillas y vestíbulo que aloja la escalera principal de acceso al patio de butacas para el público general. Dicha escalera se dispone en un espacio abierto de gran altura, que muestra su volumen en el exterior del edificio.

En la planta baja también se encuentran los aseos masculinos y femeninos, con una superficie de 120 m2, adaptados a minusválidos. Las instalaciones las completan una pequeña cantina que dará servicio a los eventos que se celebren y un despacho de dirección y administración. Bajo el patio de butacas, se ubicarán los recintos para instalaciones de climatización y contra incendios, con una superficie de 170 m2.

El edificio cuenta con un diseño con dominio del color blanco en su exterior, con un traslado al exterior de los volúmenes generados por el necesario dimensionamiento de los espacios interiores, mostrando en su exterior lo que ocurre en su interior a efectos de programa. El pórtico exterior se dota de una geometría de pilares quebrados para generar zona de sombra en el porche, proyectada sobre los vidrios de mil colores que acompañarán al espectador en todo el recorrido interior por el edificio y también exterior por el pórtico de fachada.