Se trata de un dinero destinado a arreglar el Centro de Salud.

El Ayuntamiento de Macael ha recibido un escrito de la Consejería de Salud, firmado por el Director Gerente del Hospital Universitario Torrecárdenas, donde le remite la resolución por la que se acuerda la no procedencia de reajuste de anualidades y ampliación de plazo de la subvención concedida por el Servicio Andaluz de Salud para la ampliación del Centro de Salud de Macael y otra resolución sobre el acuerdo de inicio de expediente de reintegro.

Para el Alcalde de Macael, Raúl Martínez, ha supuesto una sorpresa que “hasta en cierto punto me esperaba porque desde la Delegación de Salud no han hecho nada más que ponernos pegas y ayudarnos poco. Es increíble el trato que los socialistas están dando a Macael y esto solo es una venganza más por perder la Junta”.

Aclara el Alcalde que es “incomprensible que no hayan aceptado el reajuste de anualidades cuando ya lo habían hecho en 6 ocasiones y la Ley no ha cambiado, por eso no me cabe duda que es una venganza del PSOE a Macael”. 

La Consejería le reclama al Ayuntamiento la devolución de 700.000 € y no abonarle los 100.000 € pendientes de entrega de la subvención que concedió al Ayuntamiento en el año 2006. El Alcalde dice que “este convenio lo firmaron con el anterior Alcalde del PSOE, y en 2006 le dan un adelanto de 200.000 € y después otros 300.000 € más y tenía que haber terminado el Centro de Salud en 2010 pero se gastaron la mayoría del dinero en otras cosas y la Junta lo permitió, como no lo hicieron en fecha la Consejería les concedió 4 reajustes de anualidades y no pasó nada”. Sigue el Alcalde diciendo que “cuando nosotros llegamos al Ayuntamiento nos encontramos las obras paralizadas, que se habían gastado todo el dinero de la subvención, que el ayuntamiento prácticamente no había puesto ni un euro, que se le debían a la empresa constructora 256.862 €  y que la Junta lo permitió porque eran del PSOE”. 

El Alcalde se muestra muy molesto porque explica que “nos encontramos una ruina y estábamos sin un duro y fuimos a ver al Delegado de la Junta y nos dijo que ellos no nos podían ayudar y entonces con mucho esfuerzo pagamos toda la deuda a la empresa, le pedimos que iniciara las obras y como se negó tuvimos que rescindir el contrato y pleitear por el aval, cuando todo se solucionó favorablemente para el Ayuntamiento iniciamos las obras por nuestra cuenta porque no teníamos dinero para meter a una empresa y no hemos parado. Le pedimos a la Junta dos reajustes de anualidades y nos las concedieron y en noviembre vino a visitar las obras el técnico de la Junta para ver cómo iban las obras y pudo comprobar que estarían terminadas entre marzo y junio de este año”.

Termina el Alcalde diciendo que “la Ley es la misma, el convenio es el mismo y si se han podido hacer 6 reajustes no hay justificación para que no se haga uno nuevo, pero mucho más cuando saben perfectamente que si no se ha terminado en diciembre es por el retraso de la Delegación en cambiarse del viejo al nuevo lo que impidió que durante tres meses se ejecutaran obras” y añade que “este Alcalde no se va a estar quieto y va a acudir a los tribunales si hace falta y tendrán los responsables de la Delegación que explicar por qué entregaron dinero al Ayuntamiento socialista incumpliendo los grados de ejecución de obra marcados en el convenio. Vamos a ir a por todas y caiga quién caiga porque nos hemos dejado la piel para terminar esta obra y entregársela a la Junta porque no olvidemos que nosotros no tenemos competencias en salud. Es una verdadera vergüenza lo que han hecho porque incluso nos prometieron que una vez cambiados al nuevo en 15 días pondrían los muebles nuevos y llevamos más de 6 meses con los muebles viejos y en un estado lamentable”.