La Escuela del Mármol de Fines, ha recibido el pasado viernes 9 de febrero la visita de un grupo de 48 alumnos, alumnas y tres profesores del Instituto de Enseñanza Secundaria ‘José Ibáñez Martín’ de Lorca (Murcia).

En el salón de actos del centro, personal de la Escuela del Mármol ha impartido una charla al grupo visitante en la que se han dado a conocer sus fines, su programación de cursos de Formación Profesional para el Empleo y los requisito de acceso a los mismos, además de responder a las preguntas formuladas por profesores y alumnado del instituto lorquino.

El grupo también ha realizado un recorrido por los talleres de la Escuela del Mármol, mostrando especial interés en la talla en mármol, la restauración de piedra natural y el área de CAD CAM. Después, los visitantes han recorrido la Vía Verde contemplando las esculturas de los diferentes simposios y certámenes internacionales de escultura organizados por la Escuela del Mármol, para desplazarse posteriormente al Museo Ibáñez de Olula del Río.

Con esta iniciativa, la Escuela del Mármol de Fines cumple uno de sus objetivos principales, como es la de mantener un permanente intercambio de experiencias y conocimientos con otros centros y de esta manera difundir sus actividades formativas.

Las Escuelas de Formación, denominadas anteriormente Consorcios Escuela, se integraron en el Servicio Andaluz de Empleo en el marco del Decreto Ley 5/2015 y, en seis meses, la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio culminó el proceso de integración de diez centros, entre ellos la Escuela del Mármol de Andalucía, en Fines, habiendo articulado la programación y la metodología para dar continuidad a la oferta formativa.

Esta red de centros de la Junta de Andalucía fue creada en 1991 con el objetivo de dar formación profesional para el empleo altamente especializada en sectores de actividad relevantes en Andalucía. Todos ellos tienen en común un modelo formativo basado en la formación de calidad, con un aprendizaje práctico y con el uso de nuevas tecnologías, y a demanda, adaptada a las necesidades del tejido productivo andaluz, lo que garantiza en sus elevados índices de inserción profesional.