Después de abonar la cifra acordada, el fiscal levantó la prohibición de abandonar el país.

La pesadilla de Álvaro Carrión, el joven olulense retenido en Taiwán después de un desafortunado incidente, está llegando a su fin.

El cónsul de España en Filipinas, Fernando Heredia Noguer, ha llamado a primera hora de esta mañana al subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, para comunicarle lo siguiente: misión cumplida. Álvaro Carrión podrá regresar a España en el primer avión que pueda. Este mal sueño ya ha terminado”.

Según trascendidos, el subdelegado se lo ha comunicado inmediatamente al padre del joven, (que ya conocía la noticia porque acababa de hablar con su hijo), pero que ha recibido la llamada del representante del gobierno mucha emoción.

Además de alcanzar un acuerdo económico con la familia de la mujer fallecida en el accidente en el que estuvo implicado Álvaro, se ha hecho una intensísima labor diplomática desde la Subdelegación del Gobierno en Almería y a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y de los representantes diplomáticos españoles en Filipinas (Taiwán no está reconocido oficialmente como país y España no tiene allí legación diplomática). La pesadilla de Álvaro termina después de 6 meses.

Lo que dice Álvaro en su muro de Facebook SOS desde Taiwán

Muy buenos días a todos, 

Llevo ya mucho tiempo queriendo decir esta noticia y por fin hoy puedo. Tras más de 6 meses retenido en Taiwan, por fin hoy, tras la vista en la oficina del fiscal, este ha ratificado el acuerdo con la familia y ha decidido levantar mi prohibición para poder abandonar la isla. Asi que ha falta de cerrar un par de asuntos ya puedo por fin decir que esta pesadilla ha terminado.

De verdad muchas gracias a todos (organismos institucionales, medios de comunicación y sobretodo a la gente), sin vuestro apoyo nunca hubiese sido posible. Cuando asimile esto y tenga un respiro, durante los próximos días contaré más detenidamente , pero en esencia es eso, hoy 23 de Febrero puedo pensar en volver a casa.

Muchísimas gracias por todo