El grupo municipal de Ciudadanos (Cs) Zurgena ha mantenido una reunión con representantes de la asociación Abusos Urbanísticos Almanzora-No (AUAN) con el fin de escuchar las reivindicaciones que tienen centradas en buscar una solución más “inmediata y realista” para las viviendas en asentamientos. En este aspecto, el portavoz municipal de la formación naranja, Francisco Ramos, se ha comprometido a “buscar soluciones para que se reconozcan estas viviendas” y lo hará a través del grupo parlamentario de Cs. “Hay cientos de viviendas en el Almanzora en esta situación que llevan décadas esperando una solución”, ha lamentado.

En este sentido, el edil de Cs en Zurgena, acompañado de Eduardo Amor, de Cs Mojácar, e Ignacio de Haro, de Cs Cuevas del Almanzora, ha señalado que debe haber una solución “a corto y medio plazo” para estas viviendas.

Para Maura Hillen, Presidenta de AUAN, ”el cambio legislativo que tuvo lugar el año pasado está funcionando muy bien y es una alegría ver a ancianos jubilados que por fin pueden obtener escrituras y dar servicios a sus viviendas. No obstante, como ya dijimos antes de la aprobación de este cambio, el mismo dejaba fuera de la reforma a numerosos grupos de casas que por razones que consideramos artificiales se clasificaban como asentamientos. Es decir, tras la reforma, la ley ahora distingue entre dos grupos de casas: a un grupo les llama “parcelación”, que es regularizable, y a otro le llama “asentamiento”, que no es regularizable de forma inmediata. De hecho, estos asentamientos tienen que pasar por un penoso y usualmente inefectivo periplo hasta su normalización mediante cambios en el plan general municipal, lo que casi nunca ocurre en la práctica.”

Para la titular del colectivo y concejal No Adscripta del Ayuntamiento de Albox “la gente en algunos asentamientos sigue sin poder acceder a agua potable y otros servicios. Muchos siguen sin poder obtener su escritura, dado que el suelo a veces está a nombre del promotor, y éste no lo puede transmitir, porque la ley no le permite segregar. Mientras tanto, se acumulan los embargos sobre algunas de estas viviendas con el consiguiente riesgo de la pérdida de las mismas mediante subasta, por deudas del promotor”.