En la tarde de este viernes tuvo lugar en el Museo Ibáñez de Olula del Río, la clausura del curso de Realismo y Figuración impartido Antonio López y Andrés García Ibáñez en la pinacoteca de Olula del Río.

El acto se inició con las palabras de Juan Manuel Martín Robles –director de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y coordinador del Curso– quien quiso destacar que, «es un auténtico lujo el que, año tras año, el Museo Ibáñez pueda acoger un evento de importancia internacional como es este curso, y todo ello es gracias a Antonio López y Andrés García Ibáñez, y a las instituciones que colaboran con nuestro Museo y Fundación, como son la multinacional Cosentino, el Ayuntamiento de Olula del Río y la Diputación de Almería».

Antonio Martínez Pascual, alcalde de Olula del Río, continuó el turno de intervenciones sumándose a los agradecimientos a Antonio López y Andrés García Ibáñez, resaltando, además de la importancia que para Olula tiene este taller y su repercusión, que «para las administraciones que estamos apoyando el proyecto de la Fundación y el Museo es un orgullo estar aquí, por lo que éste significa para la Cultura y nuestra Historia».

Por su parte, Santiago Alfonso, patrono de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino quiso aprovechar la oportunidad para agradecer a los 37 participantes de este año «el esfuerzo que todos hacéis por pasar junto a Antonio y Andrés esta semana».

Cerró el turno de intervenciones institucionales Antonio Jesús Rodríguez, diputado provincial de Cultura, quien, en su nombre y en el del Presidente de la Diputación de Almería, quiso transmitir a todos su «más profundo agradecimiento» e indicar que «la provincia de Almería está de enhorabuena por poder mantener este curso y que haya llegado ya a su séptima edición, y, sobre todo, por poder contar con Antonio López y Andrés García Ibáñez».

Tras las palabras institucionales tomó la palabra García Ibáñez, quien en su nombre y el de Antonio López quiso destacar que «este año ha habido un nivel global muy alto» y la dificultad que habían tenido, por el nivel excepcional del taller y los trabajos realizados por los 37 participantes, para seleccionar los diez mejores trabajos y los tres ganadores: «ha sido muy difícil elegir a los diez seleccionados, perfectamente podría ser un grupo de con diez o veinte cuadros más, entre los que se encuentran algunos de mucha singularidad».

Para finalizar el acto tomó de nuevo la palabra Martín Robles, quien desveló primero los nombres de los diez artistas cuyas obras habían sido consideradas como los mejores ejercicios llevados a cabo por los alumnos durante los cinco días de taller –Antonio Barahona Rosales, Antonio Lara Luque, Enrique González Reche, Ignacio Estudillo Pérez, Jean Carlos Puerto Cascarano, José Baena Nieto, Juan Lobato Moreno, Kim Seoyi, Luis Paltré Jiménez y Valentina Sforzini– y finalmente anuncio los tres artistas ganadores cuyas obras han pasado ya a formar parte de los fondos del Museo Ibáñez: Antonio Barahona Rosales (Sevilla), Antonio Lara Luque (Jerez de la Frontera, Cádiz) e Ignacio Estudillo Pérez (Jerez de la Frontera, Cádiz).