El Juzgado Nº1 de Almería considera probado que el pasado 30 de abril, en el merendero de la localidad de Fines, donde Alejandro, (el menor acosado en Olula del Río por otro grupo de menores) se encontraba pasando una jornada de convivencia con su familia y allegados a esta.

Sobre las 20 horas, según el escrito del juez al que ha tenido acceso La Comarca, el menor K.M.H.S. llegó acompañado de otro niño de 14 años, y con ánimo de atemorizar a Alejandro le dijo, “Pedazo de hijo de puta, date por muerto”.

A consecuencia de ello, según el argumentario judicial, “Alejandro resultó muy afectado, sufriendo ansiedad, fuertes temblores y llanto, e incluso se orinó encima, todo lo cual arruinó la jornada de convivencia terapéutica organizada para mejorar la situación psicológica del mismo”.

Por ello en su sentencia el Juzgado Nº1 de Almería ha impuesto a K.M.H.S. una medida de prestaciones en beneficio de la comunidad durante 50 horas y la prohibición de comunicación, por cualquier medio, con Alejandro durante 6 meses.

También el menor condenado y -solidariamente- sus padres indemnizarán a Alejandro en la cantidad de 200 euros, más intereses legales.