La muerte de tres vecinos de Alcóntar, barriada que da nombre a todo el municipio, se ha convertido en un hecho excepcional.

Alcóntar, con alrededor de 160 habitantes, se veía conmovida este martes con la muerte por causas naturales de tres miembros de esta comunidad, algo que no se recuerda en la localidad.

Para su alcalde Antonio Ramón Salas, “el hecho es insólito, si tenemos en cuenta que tres personas representan casi el 2 por ciento de la población (1,87%), es como si en Madrid en un día se murieran más de 93.000 personas”.

Ayer eran despedidos los restos de estos vecinos que tuvieron sepultura en el cementerio local.