El mercadillo semanal funciona con todas las medidas de prevención exigidas por la autoridad sanitaria.

El municipio de Arboleas afronta esta nueva normalidad con la sensación de, por lo menos hasta el momento, haber hecho los deberes.

Al menos es lo que transmite su alcalde Cristóbal García (PSOE), en diálogo con La Comarca Noticias. “Nos tomamos esto (la pandemia) muy en serio porque más del 60% de la población de Arboleas, es de alto riesgo. Hubo un entierro en una zona limítrofe entre Arboleas, Albanchez, Cantoria y Lubrín, de donde salieron unos 30 contagiados. Además hemos tenido dos fallecidos que sepamos. No sabes el trabajo que da hacer una  lista de la gente que asistió al entierro, para llamarla por teléfono y que se quedaran en sus casas ante la posibilidad de contagio. Fue el momento de más tensión”, reconoce el primer edil arboleano.

“A partir de ahí la situación estuvo controlada. Entre Cruz Roja y una cuenta de donaciones que abrimos para que la gente colabore, fue suficiente para abastecer a unas 60 familias. La secuencia se ha producido con absoluta normalidad, primero cerrando bares y luego abriendo bares, todo con absoluta normalidad”.

Para el alcalde, “en esta nueva normalidad, va a haber mucha confusión. Estamos en un paréntesis que nos ha brindado el virus, pero me temo que haya algún rebrote, aunque con todo lo aprendido estoy seguro que lo enfrentaremos mejor. Las fiestas no las vamos a celebrar como siempre, porque es el caldo de cultivo más importante para que el contagio sea masivo. Hay que evitar las concentraciones masivas y elegir lo que sea más prudente y garantice la seguridad a la gente. Es preferible pasarse en la prevención que arriesgarse a nuevos contagios”.

Mercadillo puerta a puerta

Otra de las iniciativas del Ayuntamiento ante la situación especial que se ha vivido, fue la de llamar a algunos vendedores ambulantes que ofrecen sus productos en el mercadillo de Arboleas, para que recorrieran las calles del municipio. “Fue un éxito y funcionó de maravillas”, asegura García, quien destaca la aceptación de los vecinos ante un servicio puerta a puerta ya que los vendedores recorrieron las calles del municipio llevando productos de primera necesidad a los hogares, con las respectivas medidas de protección y seguridad. En estos momentos el mercadillo ha vuelto los sábados al municipio.