Las pintadas fueron realizadas en las inmediaciones del Cuartel ubicado en Zurgena.

La Guardia Civil de Almería ha confirmado la detención de un hombre, del que no han trascendido más datos, por su presunta relación con una serie de pintadas contra la Guardia Civil en un muro de un puesto ubicado en el Valle del Almanzora así como los daños en vehículos particulares de agentes, a los que “rajaron las ruedas”.

Fuentes de la Comandancia han confirmado a Europa Press el arresto ante estos hechos que tuvieron lugar entre el 8 y 11 de abril, según ha indicado en una nota la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), que ha detallado que a la pintada con el texto ‘El que la hace la paga’ en uno de los cuarteles “se sumó la acción vandálica” contra los coches particulares de los agentes.

Desde la asociación han reiterado las “las lamentables condiciones bajo las que deben trabajar en la provincia los guardias civiles” ante la “falta de medidas de seguridad activas y pasivas”, por lo que reclaman “mejoras de seguridad en el ineficaz modelo policial que se padece comúnmente en lasunidades con menos de diez compañeros”, donde existe un despliegue policial “obsoleto” que provoca su “indefensión”.

La entidad han incidido que estas últimas amenazas se unen a los casos que tuvieron lugar el año pasado en los meses de febrero y marzo, cuando se produjo el robo de cinco armas cortas y su munición en una unidad de Granada, o el incendio de un vehículo oficial en un puesto de Córdoba, “unidades con las mismas pésimas condiciones de seguridad”.

“A todo ello hay que sumarle la nula comunicación con la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, que hace oídos sordos a la necesidad de salvaguardar la salud de los agentes y estableciendo turnos estancos, dotándoles de material de protección sanitario o mediante la realización de test a todos los componentes que estén en unidades donde haya habido algún positivo”, han añadido.

Sobre esta última cuestión, desde la Comandancia han rechazado la falta de equipamiento sanitario y han asegurado que los agentes cuentan con un kit individual semanal de “seis o siete mascarillas”, al que se unen “guantes y gel a demanda” para su protección, sentido en el que además cuentan con kits adicionales en los vehículos oficiales y para la atención de servicios específicos, como la atención de inmigrantes llegados en patera. A estas medidas, según han asegurado, se añade la organización de turnos estanco.