La tradicional procesión de La Borriquita del Domingo de Ramos ha desfilado por la mayoría de los pueblos del Valle del Almanzora. Un desfile que adquiere un significado especial ya que participan numerosos jóvenes y niños.

Hacia las once de la mañana Albox celebraba la tradicional bendición de las palmas en la Iglesia de la Concepción y a continuación el cortejo procesional comenzaba a recorrer las calles del barrio de La Loma. La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Victoria, perteneciente a la Cofradía de San Juan Evangelista, ha desfilado acompañada por cientos de albojenses que se echaban a la calle en una mañana casi primaveral.

Acompañaban el paso de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén el resto de la comitiva formada por las autoridades civiles y religiosas,  miembros de la Cofradía y la banda de música.

Como es tradición, los penitentes portaban ramos y palmas y de vuelta al templo se celebraba la Santa Misa.

Niños vestidos de hebreos, ramos de olivo y palmas, ha sido la imagen más repetida en esta mañana de domingo también en localidades como Fines, Olula del Río, Macael, y así en todos y cada uno de nuestros pueblos que estos días se echan a la calle para vivir intensamente su Semana de Pasión.