El presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, y el secretario general, Javier Aureliano García, han iniciado una ronda de reuniones comarcales de las que la primera se ha celebrado en el municipio de Pulpí, gobernado por el alcalde del PP, Juan Pedro García. De esta forma, el presidente del PP almeriense pretende seguir tomando el pulso a aquellos problemas que pueden tener los almerienses en sus municipios para intentar buscar una solución y que la provincia siga avanzando, prestando cada vez mejores servicios a los ciudadanos.

Concretamente, en Pulpí, tres fueron los asuntos que marcaron la reunión a la que asistieron representantes de Vera, Carboneras, Mojácar, Antas, Níjar, Bédar, Turre, Los Gallardos, Garrucha y Pulpí: el agua, el Hospital La Inmaculada y los Presupuestos Generales del Estado.

Gabriel Amat comenzó su intervención recordando que la provincia de Almería y sus agricultores “saben aprovechar cada gota de agua para producir empleo y riqueza” y criticó duramente las declaraciones del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a través de su cuenta de Twitter, en contra de los trasvases.

Para Amat “si Almería se queda sin trasvases sería una ruina para nuestra agricultura, sobre todo para la de la zona del Levante y Almanzora”, y recordó que lamentablemente esta no es la primera vez que el PSOE intenta hacer daño a la provincia, ya que en otra ocasión sí que lo consiguió derogando el Trasvase del Ebro y el Plan Hidrológico Nacional.

“En Almería el agua no se utiliza solamente para beber, se utiliza para comer porque es generadora de empleo y riqueza, y desde el PP no vamos a permitir que el PSOE nos vuelva a castigar nuevamente en cuanto al agua. No nos vamos a cansar de trasladar persona a persona las intenciones del Partido Socialista. Y vamos a recordar que si hoy Almería recibe agua ha sido gracias a las obras que ha hecho el PP cuando ha gobernado, tanto trasvases como desaladoras”, ha afirmado.

En otro orden de cosas, Gabriel Amat se ha referido también al Hospital La Inmaculada, recordando que faltan especialistas y que los que están sufriendo las consecuencias de la nefasta política sanitaria son los almerienses que dependen de este hospital, concretamente los que viven en el Levante, Norte y Almanzora.

Amat lamentó la fuga de profesionales sanitarios que se está produciendo en este hospital, así como que no haya especialidades tan importantes como por ejemplo Oncología, lo que provoca que los pacientes sean derivados a Torrecárdenas.

Además, el presidente del PP animó a los alcaldes y portavoces populares a seguir con la campaña de recogida de firmas que han iniciado solicitando al a Junta más especialistas para La Inmaculada. “No es de recibo que para el Gobierno andaluz haya ciudadanos de primera y de segunda, y eso es lo que está pasando en la sanidad de la provincia de Almería”, ha concluido.