Una vez más el todavía alcalde de Partaloa, Antonio Peñuela González, ha vuelto a prescindir del secretario municipal, “para evitar que se lleve a Pleno la sentencia que le inhabilita a siete años para ejercer empleo o cargo público”, según denuncian nuevamente desde la oposición del Partido Andalucista.

Con este, es el tercer secretario que cesa Peñuela, y justamente su inhabilitación responde a un delito administrativo, al haber cesado en 2011 al funcionario que posteriormente le denunció, ya que el cese se produjo a pesar que Peñuela “no tenía potestad para ello”, ya que éste había sido designado por la Dirección General de Administraciones Locales de la Junta de Andalucía.

El último capítulo en Partaloa es de hace unos días, luego que la Diputación provincial enviara un Secretario, ya que la institución puede prestar asesoramiento jurídico a las poblaciones menores de 5.000 habitantes, como es el caso de este municipio del Almanzora y los municipios tienen la obligación legal de contar con un Secretario Interventor que fiscalice a los consistorios

Al parecer y según relatan en la denuncia los concejales del PA (quienes también han puesto en conocimiento de la situación a la Diputación Provincial de Almería), “el secretario enviado por Diputación solicitó la documentación para convocar a Pleno, algo que no pudo concretarse puesto que en ese mismo momento el funcionario se enteró que había sido destituido por el alcalde luego de una llamada del abogado de Peñuela en presencia de nosotros”, afirman los concejales andalucistas.

“Tampoco conocemos el alcance legal de esta decisión, ya que se está incumpliendo con la ley por no tener ocupado el puesto de Secretario y por otra parte la decisión de cesar a los funcionarios la está tomando una persona que está inhabilitada por la justicia, y no tiene potestad para ello. El Ayuntamiento está fuera de la ley, fuera de todo control económico y jurídico, por que lo que podríamos estar frente a una posible malversación de caudales públicos”, aseguran.

Lo que sucede en Partaloa, donde no hay ningún funcionario que pueda convocar a sesión plenaria, es un hecho poco común. Fuentes consultadas por La Comarca, aseguran que en todo caso “Peñuela se estaría jugando el delito de rebeldía” por negarse a acatar la sentencia, y entendiendo que la maniobra de destitución de los secretarios, no tiene otro sentido que evitar la ejecución de la misma. Estas mismas fuentes se preguntan que si las nóminas, los servicios y demás gastos del Ayuntamiento, incluyendo la defensa legal de Peñuela se están pagando, ¿quién es la persona que autoriza que estos pagos se lleven a cabo?.

“Es evidente que lo que quiere es ganar tiempo”, pero no hay nada que pueda evitar el cumplimiento de la sentencia, indican las fuentes consultadas.

En la actualidad y siempre según los datos proporcionados por los concejales del PA, desde el mes de marzo que en el municipio no se convoca a un Pleno Ordinario, cuando la ley establece un plazo máximo de tres meses.

Recordemos que Peñuela ha sido denunciado por la desaparición de un terreno comunal, donde se construyeron 29 casas fuera de ordenación y según el denunciante, el poder de la empresa está a nombre de Antonio Peñuela González.