En Hijate (Alcóntar), los jóvenes del municipio continúan manteniendo una de las tradiciones más antiguas de la comarca.  Después de comer, se marchan a la Rambla del Ramil en busca de un enorme chopo para ofrecérselo a la Virgen como regalo por la resurrección de su hijo Jesucristo

Con la ayuda de todos los hombres del pueblo lo cuelan en el hondo agujero excavado para este fin en la puerta de la Iglesia.