Tal y como adelantáramos hace unos días, la huida hacia delante emprendida por el actual alcalde de Partaloa Antonio Peñuela, está llegando a su fin.

La estrategia del regidor, de cesar a un Secretario Interventor que le ha costado una inhabilitación de siete años, luego siguió con el cese de dos secretarios más, con la clara intención de que el primero “no diera parte de posibles irregularidades urbanísticas” y los segundos “no llevaran a Pleno la sentencia en firme que inhabilita a Peñuela, con la clara intención de burlar el cumplimiento de la ley”, aseguran las fuentes consultadas.

Ahora, con fecha 26 de enero, el Juzgado Nº2 de Almería ha enviado notificación a las partes donde puede leerse lo siguiente:

“De conformidad con lo solicitado por el Fiscal, ofíciese al Ayuntamiento de Partaloa, para que se proceda a certificar por parte del Secretario de dicho Ayuntamiento o quien en su caso desempeñe dichas funciones, y por agentes de la Guardia Civil, si el aún Alcalde del referido Ayuntamiento continua cumpliendo las funciones propias de dicho cargo, a pesar de haber sido inhabilitado para empleo o cargo público por tiempo de siete años, por sentencia no 157 dictada por la Sección no 2 de la Audiencia Provincial de Almería”.

 

El Partido Andalucista interpone una nueva denuncia

La situación en el municipio de Partaloa en opinión de la oposición del Partido Andalucista, es de absoluto “descontrol”, ya que “el Ayuntamiento está fuera de la ley, fuera de todo control económico y jurídico”.

Por ello este lunes la formación interponía una denuncia ante el juzgado de Instrucción de Huércal Overa por considerar que podríamos encontrarnos ante posibles delitos de prevaricación, malversación, falsedad documental, desobediencia, usurpación de funciones públicas y quebrantamiento de condena, según expresan en el escrito dirigido al juez instructor.