Los visitantes podrán escuchar las obras que inspiraron los cuadros.

Desde hace unas semanas la sala 17 del Museo Ibáñez de Olula del Río ofrece al visitante una nueva experiencia en su visita; la oportunidad de conocer en profundidad las obras de Andrés García Ibáñez dedicadas a Beethoven y, al mismo tiempo que se disfruta de éstas, escuchar las obras del genio de Bonn que el pintor olulense escuchase durante la ejecución de aquéllas. Todo ello a través de la incorporación de códigos QR junto a los carteles que explican las obras.

La iniciativa puesta en marcha ha partido de Francisca Valera Segura, estudiante del Máster Universitario en Educación y Museos de la Universidad de Murcia, quien, entusiasmada por la serie que entre 1996 y 1997 pintase Ibáñez inspirado por la inmensidad de la obra musical de Beethoven, decidió dedicar su trabajo fin de máster a esta serie y la relación, manifiesta aquí, entre Pintura y Música.

Como señala la propia Valera Segura, “este proyecto ha sido concebido para mejorar la experiencia y relación de los visitantes con las obras del pintor Andrés García Ibáñez. La particularidad de la Sala 17, es la relación presente entre el arte plástico y el musical, creando una atmósfera artística inigualable”. 

Debido al innegable carácter personal de las obras pictóricas, para las personas que no dispongan de visita guiada, puede resultar complicado interpretar todos los elementos que aparecen en ellas.

Mediante el uso de los Códigos QR, se pretende salvar esa diferencia, volcando la mayor información posible sobre las obras y estando disponible a un sólo clic de cualquier persona que desee saber más sobre ellas. Dada la versatilidad de esta herramienta se ha creado una web en la que se encuentra, además de la información y detalles sobre las obras, la opción de poder escuchar las canciones del genio musical L. V. Beethoven que acompañaron al artista almeriense durante la realización de las obras”.

Con la incorporación de estos códigos QR a la sala dedicada a Beethoven el Museo Ibáñez y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino se suman, con unas semanas de antelación, a la celebración europea del 250 Aniversario del nacimiento del gran compositor alemán nacido en 1770. Una importante efeméride a la que, por los vínculos emocionales y estéticos existentes entre la obra de Ibáñez y la música beethoveniana, se prestará especial atención desde la institución olulense. De hecho, entre otras actuaciones que tendrán lugar a lo largo de 2020, ya se está ultimando la publicación de un estudio musicológico sobre los vínculos entre la pintura de Ibáñez y la música de Beethoven, y se está preparando la exposición de las series beethovenianas de Ibáñez en el Espacio 2 del Museo de Arte de Almería.