Por Jorge Colipe

Con esa pregunta un reconocido dirigente del PSOE almeriense, hacía referencia al sillón que va a ostentar en el Consejo Directivo de la RTVA Antonio Martínez Rodríguez.

La pregunta era retórica y en su planteamiento contenía la aparente obsesión del joven de Purchena (Almería) por conseguir un sillón a toda costa.

Desde hace meses que varios cargos del PSOE sonríen maliciosamente cuando observan los movimientos poco cuidadosos de Antonio Martínez (Purchena 1980), que delatan su afán por los sillones. 

Un joven del aparato al que solo se le conocen trabajos vinculados a la política y a la cosa pública. Por eso en el partido le apodan “El Ori”, por haber hecho del Centro de Menores de Oria, el búnker desde donde ha realizado sus movimientos políticos. 

Los centros de menores de la zona, como ya lo denunciáramos en reiteradas ocasiones, están plagados de militantes, familiares y cargos caídos en desgracia del socialismo local. La lista puede ser interminable, pero si de muestra basta un botón, cuatro de las candidaturas socialistas a las alcaldías de la zona, estaban encabezadas por trabajadores de los centros de menores; Tíjola,  Chirivel, y por supuesto Oria y Purchena.

En estos movimientos, como en aquellas masivas afiliaciones en los centros de menores (hasta 66 personas censadas en los centros de Purchena que hoy se están depurando ante las reiteradas denuncias), “El Ori” ha tenido un especial protagonismo.

Martínez, ahijado político del veterano Luis Caparrós, su maestro y mentor, también afincado en Purchena, es uno de los señalados a la hora de llenar autobuses si la ocasión lo requiere. El toque de corneta en los centros de menores, pone prietas las filas y allí acuden todos como corderos a hacerle palmas por ejemplo a Susana Díaz, la misma que en la foto sale tomada  de la mano de Antonio Martínez.

“El Ori” actualmente ocupa el lugar que hasta hace poco ostentaba la desaparecida dirigente zurgenera Adela Segura. El joven es Secretario de Organización provincial y Nº 2 del partido. Antes ha sido delegado de Fomento de la Junta de Andalucía. Si uno observa en la web de la Junta, su flamante Delegado no tiene apenas trayectoria profesional fuera del Centro de Menores donde ejerció como educador; solo aparece como presidente de la Asociación Cultural y Medioambiental “El perro asirio”, cuyas actividades son casi desconocidas. https://www.juntadeandalucia.es/organismos/fomentoinfraestructurasyordenaciondelterritorio/actualidad/noticias/detalle/176383.html

Últimamente a “El Ori” las cosas no le han salido bien y eso es objeto de mofa en su propio partido. Primero aspiraba a ser parlamentario andaluz, pero los resultados electorales le dejaron fuera. 

Luego el aparato provincial, le aupó encabezando las listas al Senado por la provincia, y en este caso fue la dirección nacional la que le cortó las piernas y lo relegó a una suplencia.

Nada hasta entonces le salió como había previsto. Hasta cuentan que llegó a alquilar vivienda en Sevilla, seguro de que sería diputado, pero no fue así.

Volvió a las listas para ser concejal de su pueblo (Purchena) y lo consiguió. De ahí se produjo otro movimiento y según cuentan las malas lenguas de su partido, quiso ser el Diputado provincial por la comarca del Almanzora. Pero las elecciones municipales determinaron que solo un diputado represente a esta zona, y el pulso lo ganó el actual portavoz del PSOE en la Diputación provincial y actual alcalde de Serón, Juan Antonio Lorenzo.

Por eso lo de la pregunta inicial: ¿El Ori consiguió acomodo?. Porque a estas alturas algunos le achacan al dirigente purchenero tener el cenizo encima. Lo de los Consejeros de RTVA es un escándalo y parece que este miércoles se aprobarán en el Parlamento los nombres de los representantes políticos.

Las asociaciones de la prensa están de uñas, porque la mayoría de los nuevos integrantes del Consejo de Administración de Canal Sur, (nombres que han aportado los partidos con representación) no tienen nada que ver con la comunicación audiovisual, como es el caso. En este sentido Adelante Andalucía, ha rectificado y cambiado el nombre del candidato político y nombra a una periodista.

Recordemos que la ley exige para el cargo de Consejero que sean personas de reconocido prestigio profesional en el ámbito de la comunicación audiovisual; un cargo que reporta a quien lo ostente, la suma de 59.285 euros + 3.930 euros en concepto de paga extra y derecho a cobrar indemnización por vivienda en Sevilla.

Si de aquí a mañana nada cambia, Antonio Martínez habrá encontrado acomodo. Al final, a lo mejor aun puede aprovecharse del alquiler que cogió cuando creía que los almerienses lo harían diputado autonómico allá por el mes de diciembre.