El municipio de Arboleas, celebraba este fin de semana un acto homenaje al décimo aniversario de la muerte del escultor local Pedro Gilabert.

Por ello, el Ayuntamiento arboleano y a modo de homenaje, quiso dejar patente el tributo a Don Pedro, reuniendo a algunos amigos; Julio Alfredo Egea, Domingo Nicolás, Juan Grima, Rodrigo Valero y Luis Ramos.

Todos ellos amigos del escultor, pondrían nombre a una calle en el paraje de las Huevanillas, lugar de residencia de Pedro Gilabert.

El poeta de Chirivel, ex alcalde de su pueblo, mientras recibía el homenaje, estaba ingresado en el Hospital de Traumatología de Granada, donde fallecía este domingo a los 92 años de edad.

En representación de Julio Alfredo Egea, asistió al acto en Arboleas, la alcaldesa Ema Sola, quien recibió la distinción de manos del alcalde Cristóbal García.

El destino quiso que fue el último homenaje realizado en vida al poeta almeriense, cuyos restos descansarán en su pueblo natal, después de la misa prevista para hoy lunes a las 12 horas.

 

Pésame Institucional

La Diputación Provincial de Almería lamenta la pérdida de Julio Alfredo Egea, poeta almeriense miembro de la Generación de los 50. El escritor de Chirivel se ha marchado a los 92 años con una prolífica obra en la que Almería ha tenido un gran protagonismo.

Julio Alfredo Egea fue Medalla de Oro de la Provincia y recibió Escudo de Honor el Instituto de Estudios Almerienses. El poeta además da nombre a la plaza en la que se ubica el IEA, a la biblioteca de Chirivel y también a una calle de Vélez-Rubio.

El presidente de la Institución Provincial, Gabriel Amat, en nombre de toda la Corporación, se suma al duelo por esta gran pérdida para la literatura nacional e internacional: “Julio Alfredo Egea ha sido nuestro poeta más prolífico y, gracias a su obra, nuestra provincia, sus parajes y rincones han viajado por todo el mundo. Los almerienses siempre le agradecerán la promoción que ha hecho a través de su poesía de nuestra tierra”.