La portavoz del PP-A en el Parlamento, Carmen Crespo, ha pedido hoy al Gobierno andaluz que cuánto antes reinicie las obras de la Autovía del Almanzora y concluya una infraestructura que prometieron en el año 1986 y que se ha convertido en un engaño más a los almerienses y granadinos.

En el pleno del Parlamento Andaluz, Crespo ha exigido al Gobierno de Susana Díaz que cumpla con su compromiso porque ya está bien de incumplimientos, más de 30 años de promesas que a día de hoy siguen sin ejecutarse, a pesar de que esta infraestructura es fundamental para el desarrollo de la Comarcal del Mármol.

La portavoz popular ha afirmado que “para predicar hay que dar trigo”, y le ha recordado a los socialistas que mientras el Gobierno de Rajoy sí está cumpliendo con infraestructuras importantes para Andalucía, en el caso de Almería, con el AVE que conectará la provincia con Murcia, cuyo cronograma se está llevando a cabo y estará en servicio en 2023, por su parte “la Junta, en el periodo 2013-2017, no se ha gastado el 43,5% de las inversiones contempladas en el presupuesto definitivo, y esto supone que 8.372 millones de euros de inversiones para todos los andaluces no han sido ejecutadas por la Administración autonómica”.

Carmen Crespo ha señalado que el Partido Popular aspira a seguir incrementando las inversiones en Andalucía por encima de la media nacional, como ha ocurrido en los Presupuestos Generales del Estado para 2018, que destinan el 21% de la subida en inversiones a Andalucía, y mantiene a Andalucía como la primera comunidad en inversión regionalizada con 117 millones de euros más que la segunda comunidad.

“Es mucho más de lo que hacía el PSOE cuando gobernaba en España”, ha manifestado.

La portavoz popular ha pedido al Gobierno andaluz que empiecen a actuar como tal, que dejen de comportarse como jefes de la oposición en Madrid, pero se ha mostrado convencida de que cuando lo hagan será tarde, porque el cambio habrá llegado a Andalucía de la mano del Partido Popular.

Por último, les ha pedido que no sigan perdiendo ni tiempo, ni dinero, ni la energía de los andaluces, que es lo que está ocurriendo actualmente de la mano del Gobierno de Susana Díaz.