Juan Manuel Moreno durante el acto que se desarrolló en la Ciudad de la Cultura

En el año 2011, el Museo Casa Ibáñez tenía serias dudas acerca de seguir en el municipio de Olula del Río, por el escaso apoyo que tenía de las administraciones. Desde entonces y después de una decidida apuesta del Ayuntamiento de Olula del Río y de la Diputación provincial de Almería, el casa Ibáñez se convirtió en Fundación y allí entró a jugar también el apoyo privado, en este caso de la mano de la multinacional Cosentino.

Atrás quedaban los reclamos y reivindicaciones porque el museo continuara en Olula del Río. Los tiempos cambiaron para su mentor, el pintor local Andrés García Ibáñez, y pronto comenzaron los cursos de Realismo y Figuración que ya va por su octava edición y que año a año convoca a artistas llegados a Olula desde todo el mundo para tomar clases con García Ibáñez y Antonio López.

Fue en el taller de este último, según cuenta Ibáñez, donde le pidió una figura que representara la idea de la fertilidad, de la mujer que nace de la tierra, y que en esta tierra, no podía ser de otro material que de mármol. Así nació todo, dijo Ibáñez en su intervención, gracias a empresas como Cosentino, Cuéllar o La Caixa, muchos particulares que desinteresadamente contribuyeron para que fuera una realidad. Una obra cuyo valor es de unos tres millones de euros, se ha realizado con 500.000, aseguró Ibáñez.

Había unas esculturas en el taller de Antonio López, y una fue la elegida. Una talla que el artista realizó según explica a La Comarca Noticias, aproximadamente en el año ´11, inspirándose en la belleza de una muchacha de la universidad San Fernando de Madrid. De allí salió el torso y la cabeza que hoy presiden la Ciudad de la Cultura, Museo Ibáñez y Centro Pérez Siquier, y que puede observarse desde la carretera A-334, imponente, “una cuestión de visibilidad y justicia para con las mujeres, especialmente las de esta comarca”, dijo el presidente de la Junta de Andalucía Juan Manuel Moreno.

El alcalde de Olula del Río, Antonio Martínez Pascual, arropado por las principales figuras políticas de Andalucía, agradeció a Ibáñez y a Antonio López, su generosidad para con el pueblo de Olula del Río; “el valle del Almanzora también necesita de obras como esta, porque nos ponen en el mapa, son referencia internacional y nos permite seguir hacia adelante y plantar cara a la despoblación”.