Por Norberto López, Diario de Almería.

Hoy a las 9:30 de la mañana comienza el principio del final de la pesadilla de Álvaro Carrión, el joven de Olula del Río que lleva retenido en Taiwan desde hace seis meses por un accidente con una moto que causó la muerte de una anciana de 75 años. Sus padres y el alcalde del Ayuntamiento de Olula del Río, Antonio M. Pascual, titulares de la cuenta bancaria de la Caixa habilitada para reunir el dinero que le solicita la familiade la fallecida para evitar el juicio, realizarán la transferencia de 41.000 euros que desbloqueará la delicada situación que vive este doctorando de 28 años de edad de la Universidad de Granada que viajó en agosto hasta este país oriental para investigar, y que desde entonces permanece retenido en un territorio que España no ha reconocido como país al sufrir un accidente de tráfico al colisionar con una bicicleta que conducía de forma temeraria una mujer de 75 años que unos días más tarde acabaría perdiendo la vida. Los hechos ocurrieron en la ciudad de Tainan cuando recorría sus calles de turismo con unos amigos en ciclomotor.

Tras intensas negociaciones por parte de responsables del consulado del gobierno de Filipinas con sus homólogos en Taiwán y los abogados de la familia, en la jornada del lunes se llegó a un acuerdo económico sensiblemente inferior a la cantidad que solicitaban pasando de los 50.000 a los 41.000 euros. Exactamente el montante que hasta ahora se había recaudado de manera solidaria en la cuenta bancaria habilitada para tal efecto hace unas semanas y que ha generado una ola de solidaridad con Álvaro por parte de sus vecinos y miles de personas anónimas que mediante donaciones a esta cuenta así como la organización de sorteos y huchas han conseguido reunir esta importante cantidad en un tiempo récord.

Ahora, al ejecutarse la transferencia se da el primer paso para que acabe esta pesadilla. Hay que recordar que cuando tuvieron lugar los hechos se le indicó que no podría salir del país hasta que no hubiera resolución judicial por parte de la fiscalía o se alcanzara un acuerdo de indemnización económica con la familia de la víctima, que es el método más habitual por la lentitud y complejidad de los procesos derivados de los frecuentes accidentes de tráfico. Al no ser reconocido por España como país, la justicia optó por retirarle el pasaporte al joven almeriense al entender que una vez que dejara Taiwán no se podría reclamar la compensación ni exigirle responsabilidades.

De esta forma, la salida del joven de Olula del Río del país, puede ser inminente al tener una vista oral el próximo día 23 de febrero, momento en el que si tiene ya resuelta la indemnización con la familia de la fallecida, se le devolvería su visado y ya podría salir del país.