El cuerpo de Luis Martínez Corral, el hombre de 80 años que salió de la vivienda de su hija el pasado sábado en Serón (Almería) y del que se había perdido la pista, ha sido encontrado sin vida este lunes, según han confirmado desde el propio dispositivo de búsqueda al servicio Emergencias 112 Andalucía.

El cadáver del desaparecido ha sido hallado a escasos metros del Camino Viejo del Marchal sobre las 11,30 horas por una unidad canina a poca distancia, campo a través del lugar donde se le vio por última vez, según ha indicado el 112 en una nota.

El Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) ha desplegado un Puesto de Mando Avanzado (PMA) en un lugar próximo a donde ha aparecido el cadáver. En estos momentos, se investigan las circunstancias que han rodeado este suceso.

Al fallecido se le perdió la pista sobre las 12,00 horas, después de que unos vecinos lo vieran caminar sobre el kilómetro 8 por la carretera AL-1178 dentro del término municipal de Serón. Fue su hija quien denunció su desaparición esa misma noche y aportó una descripción detallada de su padre, a quien había visto por última vez a las 9,00 horas antes de irse a trabajar y al que no encontró en la vivienda cuando volvió, sobre las 14,00 horas.

Durante la mañana del sábado, el hombre fue visto por unos vecinos próximo al área recreativa de La Jornada, en el mismo municipio, cuando caminaba en dirección a la Sierra de los Filabres. No padecía ningún tipo de enfermedad.

En las labores de búsqueda han participado diferentes patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, tanto de la localidad como de los municipios de la comarca, así como por parte de agentes del Seprona y del Servicio Cinológico, la Policía Local de Serón y el servicio de Protección Civil de la Diputación de Almería además de voluntarios.