El pasado día 29 de enero, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería, proceden a la investigación de una persona, vecina de Fines, como presunto autor de un delito continuado de hurto, el cual es sorprendido transportando en su vehículo material sustraído de la fábrica.

La investigación de esta persona es el resultado de las actividades preventivas en la lucha contra la delincuencia que desarrolla la Guardia Civil en materia de seguridad ciudadana con la finalidad de evitar o dar una rápida respuesta a la comisión de los hechos delictivos.

La actuación de la Guardia Civil se inicia sobre las 13’45 horas del pasado día 18, cuando agentes en cometidos de seguridad ciudadana reciben una llamada telefónica alertando de la sustracción de material de una fábrica de mármol ubicada en la Comarca del Almanzora.

Al lugar acuden rápidamente los agentes, que se entrevistan con los responsables de la fábrica de mármol, los cuales ponen en conocimiento que desde hace unos meses vienen observando que están sustrayendo gran cantidad de mármol y material metálico, faltando mármol por una cantidad de unos 21.000€, así como material metálico y chatarra por otros 3.000€.

De la misma forma indican a los agentes las sospechas que tienen sobre uno de los trabajadores, el cual podría ser el autor de las diferentes sustracciones, y quien, aprovechando su condición de trabajador, acudiría a su puesto de trabajo un rato antes de su jornada laboral, para cargar su vehículo con parte del material sustraído, trasladándolo fuera de la fábrica.

Esta actuación le repetiría en varias ocasiones antes de empezar a trabajar, hasta que en última instancia cargaría el vehículo para dejarlo estacionado en el aparcamiento habilitado para los trabajadores, sacándolo una vez terminada su jornada cargado con el material.

Con esta información, los agentes llevan a cabo la identificación de esta persona cuando abandonaba la instalación de la fábrica, llevando a cabo un registro superficial de la zona de carga del vehículo, comprobando como guardaba una eslinga de acero y oculto bajo una esterilla de goma trozos gruesos de mármol negro, piezas que el propietario de la fábrica reconoce como material de la empresa, valorados en unos 130€.

Con estos hechos, la Guardia Civil inicia las indagaciones para esclarecer los hechos, recopilando importantes datos de las inspecciones realizadas en la fábrica de mármol, así como de las entrevistas mantenidas con los propietarios, e incluso de las mantenidas con el presunto autor de los hechos.

Finalmente, y una vez contrastada la información, la Guardia Civil investiga a una persona como presunto autor de un delito continuado de hurto.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción Único de Purchena.