La mayor fiesta del verano ya empezó y lo ha hecho desbordando las expectativas de los más osados. La fiesta de bienvenida contó con miles de juerguistas a los que las bandas convocadas para romper el hielo, no defraudaron.

El aperitivo se transformó en un tremendo atracón de música en el inicio del festival de rock más grande de la provincia de Almería y alrededores.

Mucho joven, pero joven jovencito en el inicio de la fiesta y atraído por los ritmos de rap, hip hop y todo eso que les hace menear las manos de arriba abajo y viceversa, música que ha llegado para quedarse en estos formatos. Las nuevas generaciones conectan con la rima callejera que también eleva su postura contestataria contra un sistema con el que la música rock y sus hijitos, nunca han estado de acuerdo. Parece, como en la política, que las melodías han cambiado, pero las preguntas continúan siendo las mismas. Estos chicos, los de la cantera, dándose cuenta de la riqueza del género, han pasado de las palabras huecas a la más pura resistencia política, reclamando el protagonismo de la juventud y tratando de llevar la lucha a las calles, mensaje claro que salen de los micrófonos reivindicativos de tríos como Sons of Aguirre. Lo dicho, del mayo francés hasta hoy, la lista de proclamas y soflamas, en el fondo, son lo mismitico, a lo que se suma un importante mensaje a favor de la igualdad de género, lo que tiene que ser en pleno siglo XXI, de ahí una fuerte presencia femenina en el escenario Ag(ú)stico con la actuación de Eva Sierra, La Mare o Road Ramos. El mensaje se convierte en tremendamente importante ante la monotonía del ritmo machacón que sale desde las pistas de sonido, mientras la parroquia entona sin cesar las letras de los grupos emergentes ante la mirada atónita de los viejos rockeros.

Esta agradable sorpresa formó parte del comienzo de un festival que seguirá teniendo en el rock y sus próceres, gracias a Dios, el peso del encuentro que tocará los cielos este sábado con la actuación del mítico Rosendo Mercado. El ex Leño, junto a Evaristo (Gatillazo), Porretas o Boicot, por nombrar algunos, serán los responsables de defender la tradición y la transición musical; sobrevivientes de épocas duras y tiempos difíciles, que se unirán a propuestas diferentes como las de Narco, Eskorzo o la Raíz.

Este jueves los juerguistas pudieron disfrutar de diversas iniciativas. Por la mañana y hasta después de comer tuvieron lugar las actuaciones de La Mare, Road Ramos y Eva Sierra en el Escenario Ac(G)ustico, así como varias actividades paralelas organizadas por asociaciones locales, en un encuentro en el que se dice NO a la violencia sexista, una campaña impulsada por la Diputación de Almería “Rock en Igualdad sin Agresión Sexual”.

Por la noche se subieron al escenario mayor, grupos de la talla de La Pegatina, Narco, Reincidentes, Inconscientes, Aspencat, Mafalda y No Procede.

Así las cosas, la música consigue seguir convocando a miles de personas que llegan desde todos lados para pegarse la juerga del verano.