Imagen de la manifestación convocada por Nación andaluza y la CNT

Sobre un centenar de personas se daban cita este jueves ante la puerta de la Delegación de Justicia de la Junta de Andalucía por la muerte del joven de 18 años Ilias Tahiri en el Centro de Menores “Tierras de Oria” el pasado 1 de julio, mientras se le aplicaban “medidas de contención” que le causaron la muerte por asfixia.

En la concentración, convocada por NACIÓN ANDALUZA y CNT, intervinieron familiares de Ilias Tahiri, quienes manifestaron “el miedo que les transmitió Ilias en la última visita que realizaron al Centro, por la brutalidad y torturas padecidas con anterioridad a manos de los funcionarios”.

Representantes de las organizaciones convocantes denunciaron a la Junta de Andalucía y al gobierno del Estado español por no garantizar la vida de los jóvenes internados en los centros de menores, así como la connivencia entre la Junta y la empresa Ginso, gestora del Centro “Tierras de Oria”.

Así mismo, denunciaron que la Junta de Andalucía, responsable del Centro y de la seguridad de los internos, aún no ha dado ninguna explicación sobre los hechos, ni ha tomado medidas ante las reiteradas denuncias sobre malos tratos y torturas en “Tierras de Oria”, pensando que se debe a la estrategia de la Junta de Andalucía de dejar pasar el tiempo para que el olvido permita cerrar el caso sin condenas.

Tras lo expuesto, NACIÓN ANDALUZA y CNT exigieron el cierre del Centro de menores “Tierras de Oria”, responsabilidades políticas a los responsables de la Junta de Andalucía y la salida de la empresa Ginso de todos los centros de menores que gestiona en Andalucía y en el Estado español.

La familia de Ilias, también manifestó su único deseo de que se haga justicia y se condene a los responsables de la muerte de este joven de 18 años.