Han exigido “Agua suficiente y precios justos para nuestros productos” 

La Federación de Regantes de Almería (FERAL) y la Mesa del Agua de Almería se han sumado hoy a la jornada de huelga y paro agrario que ha tenido lugar en la provincia de Almería. El paro que ha alertado con su lema general de que “Nuestra agricultura está en peligro de extinción” ha movilizado a cerca de veinte mil personas “lo que significa que los almerienses estamos viendo cómo se está poniendo en riesgo una actividad tan potente y que tanta riqueza genera en la provincia”, ha recordado el presidente de los Regantes y portavoz de la Mesa del Agua, José Antonio Fernández Maldonado.

Tanto FERAL como la Mesa del Agua de Almería han exigido “Agua suficiente y precios justos para nuestros productos” durante la marcha que ha recorrido las principales vías de la capital almeriense y han vuelto a mostrar su “extremada preocupación” ante la falta de rentabilidad que están padeciendo los agricultores de la provincia y que viene derivada tanto de los bajos precios a los que se compra la producción a los agricultores como los cada vez más elevados costes de producción que deben afrontar. Uno de esos costes “viene derivado del precio del agua, donde los regantes de la provincia afrontan unos precios muy superiores a los que se pagan en otros lugares de España”, ha recordado José Antonio Fernández Maldonado.

Los regantes almerienses han vuelto a incidir en la calidad de las producciones hortofrutícolas de la provincia “y el esfuerzo que se ha hecho para trabajar con cultivos que cada vez son menos invasivos. Desde que tenemos la cultivo en el lineal se puede saber con qué productos se ha tratado, por eso creo que hay que reconocer el esfuerzo de la agricultura almeriense por mejorar la seguridad alimentaria”.