Sobre las 14:26 horas del pasado día 25 de mayo, la Guardia Civil de la Comandancia de Almería, tiene conocimiento a través de un vecino de Huércal Overa de la existencia de un can encerrado en el maletero de un vehículo que lleva tiempo estacionado en una calle de la localidad.

Al llegar los agentes al lugar indicado, comprueban como en el maletero de un vehículo se encuentra un perro de la raza “Gallicus Canis” o “Galgo Español”, visiblemente nervioso, dándose la circunstancia de que el vehículo se encuentra completamente cerrado con la única ventilación de una apertura de un centímetro de las ventanillas delanteras.

Los agentes de la Guardia Civil, realizan gestiones para localizar al propietario del vehículo durante más de media hora sin éxito, intentando a la vez sacar al animal del interior sin causar daños en el vehículo.

Dado que el can comienza a mostrar síntomas de asfixia debido al calor existente dentro del vehículo y que deja de responder a los estímulos de los agentes, estos optan por sacar al animal intentando desprender uno de los cristales que en la maniobra se fractura, permitiendo a los agentes tras quitar los restos que quedan en el marco sacar al perro sin dañarlo.

Tras auxiliar en un primer momento al animal y dado el mal estado del mismo, los agentes consiguen contactar con el propietario del vehículo que se persona en el lugar donde manifiesta que es el responsable del animal, y es informado por los agentes de que será investigado por un delito de maltrato animal.

Por parte de la Guardia Civil se instruyen diligencias que son remitidas al Juzgado en funciones de Guardia de los de Huércal Overa.

Por parte de la Guardia Civil, se presentó el pasado verano una campaña en contra del maltrato animal, con el hashtag #Yosipuedocontarlo, con la que persigue animar a los ciudadanos a denunciar situaciones de abandono y maltrato animal.