El 15 de septiembre de 2015 el Director General de Urbanismo de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la junta de Andalucía, dictaba una resolución por la que se cancelaba la subvención concedida, correspondiente a la fase de aprobación definitiva, para la redacción del PGOU, por lo que daban de baja el crédito pendiente de 39.760,84 euros.

Entonces, el Ayuntamiento de Macael recurrió a los servicios jurídicos de Diputación provincial para plantear un recurso y lo fundamentó, según refleja la sentencia Nº 1186 de 2018, en que la resolución recurrida no era conforme a derecho ya que la aprobación definitiva le corresponde a esa administración, toda vez que el ayuntamiento remitió a la Junta el 10 de mayo de 2013 la solicitud de aprobación definitiva y publicación del PGOU.

Para el alcalde Raúl Martínez,  “en la sentencia queda claro que la Consejería no ha explicado la causa de no haber procedido a la aprobación, y en cualquier caso, nos decían que había informes pendientes en materia de recursos hídricos o de medio ambiente, y era porque ellos mismos no nos los redactaban. Ha sido muy duro ver cómo le pides los informes que son preceptivos y obligatorios a la Junta y no te los emiten, incumpliendo sus propios plazos, y encima te anulan la subvención porque ellos no cumplen sus obligaciones”.

Ahora, el Tribunal Superior ha fallado a favor del Ayuntamiento estimando su recurso,  obligando a la Junta de Andalucía a pagar los 39.760,84 euros, que “injustamente nos había quitado”, afirman desde el consistorio.

Según Martínez, “desde un primer momento sabíamos que la Junta estaba actuando de manera incorrecta e injusta y por eso presentamos un recurso contencioso-administrativo contra esta resolución que nos hacía mucho daño, ya que eran años muy duros para nuestro ayuntamiento por la falta de recursos, pero tenía claro que no existía causa legal para declarar incumplida la ejecución de la subvención y nunca nos íbamos a plegar contra esta arbitrariedad de la Junta en contra de los intereses de todos los macaleros”.

El alcalde ha querido agradecer “a los servicios jurídicos de la Diputación el trabajo realizado, ya que han defendido bien a este Ayuntamiento y la justicia ha puesto las cosas en su sitio, ya que la Junta nunca debió realizar actuar de esa manera. Este Ayuntamiento siempre ha cumplido con sus obligaciones y solo pedimos ser tratados como se trata a otros ayuntamientos, porque nuestros vecinos se lo merecen”.