En el Pleno del Ayuntamiento de Macael, celebrado el pasado 28 de septiembre, el Alcalde de Macael, Raúl Martínez, dio cuenta del auto emitido por la Jueza Sustituta del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Único de Purchena. En el mismo se acordaba el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones contra el Alcalde de Macael al no quedar justificada la perpetración del delito denunciado por el Presidente, Antonio Torres, y Presidenta, Carmen Alonso, de la Asociación de la 3ª Edad de Macael.

Los referidos presidentes denunciaron el 18 de agosto al Alcalde de Macael “por la posible comisión de un delito de coacciones en la modalidad de impedir el legitimo uso y disfrute de la 2ª planta de la Casa Consistorial” por haber cambiado “las cerraduras de la instalación impidiendo así el acceso a las mismas”. También solicitaban en su denuncia que “se entregue de forma inmediata al Presidente de la Asociación un juego de llaves” de las nuevas cerraduras.

Sin embargo, luego de practicadas las pertinentes diligencias, declaración de las partes y aportación de documentos, la sentencia entiende que “se desprende claramente la falta de elementos esenciales para tipificar la conducta del denunciado como constitutiva de un delito de coacciones objeto de la denuncia”.

A este respecto el Alcalde de Macael ha manifestado que “me reconforta la decisión de la justicia y el archivo de la denuncia por dos motivos; el primero que era una denuncia falsa que solo perseguía deteriorar mi imagen por motivos políticos y el segundo por el buen nombre de Macae,l ya que queda acreditado que este Ayuntamiento actúa siempre de acuerdo a la ley”.

La jueza en su auto manifiesta que “si bien se ha limitado por el Ayuntamiento el acceso a la cafetería-bar mediante el cambio de cerradura”, esta circunstancia “podría estimarse amparada a los efectos de este procedimiento penal, por la extinción del contrato de concesión de dominio público”. El Alcalde, sobre este particular, recuerda “lo dije antes y ahora nos da la razón la jueza, la segunda planta del Ayuntamiento no es de la Asociación de la Tercera Edad, sino del pueblo de Macael. Por otra parte el traslado estaba comunicado a la Asociación”.  Nuestra actuación, y la mía particularmente, estaba legítimamente autorizada pues la realicé en la condición de Alcalde y al amparo del propio expediente administrativo de resolución del contrato de concesión que, es bueno recordar, cuando se le entregó la comunicación al Presidente de la Asociación, se negó a firmar”.

El primer edil de Macael asegura que, “siempre he confiado en la labor de la justicia y aunque yo podría denunciar a los Presidentes por el acoso al que me tienen sometido, -ya que no solo han hecho manifestaciones y me han denunciado sino que en dos ocasiones han traído las televisiones-, no lo voy a hacer porque yo no pienso en mi interés político sino en el bienestar de todos los mayores de Macael a los que hemos dotado de las mejores instalaciones de su historia y por los que vamos a seguir trabajando para que tengan los mejores años de su vida tras penar mucho en nuestras canteras y fábricas. El que quiera hacer política que lo haga, yo me dedico a facilitarles la vida y respetarlos y nadie me va a apartar de este camino ya que la labor que estamos haciendo con la concejala, María del Carmen Mateo, a la cabeza es la mejor que nuestras posibilidades nos permiten. Solo me ha dolido una cosa, que se dediquen a denostar el nombre de Macael, porque entre todos estamos consiguiendo recuperar la imagen de gran pueblo que siempre hemos tenido y estas cosas no benefician a nadie. Por mi parte no hay ni rencor ni nada, si quieren trabajar por los mayores ahí tienen a una gran concejala que esta deseando darles lo mejor”.