La Diputación Provincial de Almería ha presentado esta mañana el libro ‘La Cocina en Al-Ándalus’ un manual que rescata la tradición culinaria de la provincia y la herencia hispanomusulmana con la que cuenta nuestra gastronomía.

El libro, viajará por la provincia como parte de las actividades del Programa de Patrimonio, visitando los municipios de Padules, Vélez-Blanco, Purchena, Vera, Tahal, Alboloduy y Laujar de Andarax.

El diputado de Cultura, Antonio J. Rodríguez, ha explicado la singularidad de este libro, editado por la Institución Provincial, que recoge el recetario perteneciente al periodo hispanomusulmán: “La gastronomía almeriense es un espejo de la historia en la que se reflejan los pueblos que por ella han pasado. Tal y como explica Mabel Villagra, autora del libro, desde los primeros pueblos de mar hasta la actualidad, en cada plato la historia de la provincia ha dejado su huella e influencia y han hecho de nuestra gastronomía parte de nuestra historia y nuestra cultura”.

Asimismo, Rodríguez ha explicado que el recetario en versión papel se ha editado para centros y entidades dedicados al estudio y la difusión de la historia por lo que el público en general podrá acceder al mismo a través de la web de la Diputación Provincial y disfrutar tanto de su contenido como de las imágenes de las acuarelas creadas por la ilustradora Celia Coe.

Mabel Villagra, autora del libro, ha explicado el gran trabajo documental que hay tras el libro: “El manual recoge 800 años de tradición culinaria y con él queremos acercar la cocina histórica a la actualidad haciendo accesible al gran público recetas desde la época de omeya y la caída de Al-Ándalus hasta nuestros días. Podemos encontrar alimentos que utilizamos en el día a día pero con la esencia propia de la época”.

Por su parte, la ilustradora y diseñadora de la guía, Celia Coe, ha explicado cómo se inspiró en los dibujos del libro: “He querido sumergirme en esta cultura tan cercana a nosotros ya que la mayoría de los platos que comemos hoy en día, están influenciados en esos platos. Todas las ilustraciones están hechas a mano con plumilla de diferentes calibres y diferentes tonalidades de grises o marrones sobre la que he coloreado una acuarela, imitando a los libros antiguos y con el fin de que tengan presencia propia en la cocina”.