El municipio de Zurgena ya está preparado para la celebración de una Semana Santa muy singular dentro del panorama cultural y de la tradición de la provincial almeriense. Los famosos acatamientos y la carrera de San Juan hacen de la Semana de Pasión zurgenera una semana de interés turístico y distinta a la del resto de municipios gracias a estas celebraciones, a las que se suman otras tradiciones como el Juego de las Banderas.

Los actos litúrgicos comenzarán el Jueves Santo, día 29 de marzo con la procesión de los pasos del Padre Jesús, la Virgen de los Dolores y San Juan. El Viernes Santo por la mañana tiene lugar otro de los actos singulares y que más visitantes atraen hasta Zurgena. El Paso Morao y el Paso Negro protagonizan el Juego de las Banderas, en la que dos representantes históricos de las hermandades maniobran con las banderas a gran velocidad en el casco histórico del pueblo. Un acto singular que viene seguido por los acatamientos de las diferentes hermandades, marcado por las reverancias que los anderos deben realizar a la otra hermandad inclinando la imagen ante la otra cofradía.

En la tarde del Viernes Santo tendrá lugar la solemne procesión del Santo Sepulcro desde las seis de la tarde. El día siguiente y rodeada de un carácter solemne y del máximo respeto por parte de los cofrades, visitantes y vecinos se produce la única salida del Sábado Santo, la Procesión del Silencio de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores.

El Domingo de Resurrección, al contrario que en otros municipios, es un día de carácter más que festivo en Zurgena. Un ambiente que viene acompañado por los famosos acatamientos, cuando las imágenes del Padre Jesús, la Virgen de los Dolores esperan a la de San Juan, que recorre a toda velocidad algunas de las calles del casco histórico de Zurgena representando la entrega de la buena nueva de la resurrección, cuando los anderos corren con la imagen a gran velocidad durante el evento. Este singular acontecimiento tiene lugar tras la misa que se celebra a las once y media de la mañana.