Un año más, la pre-hermandad de Los Estudiantes volvió este martes Santo a ser la protagonista dentro de los actos litúrgicos de la Semana Santa de Olula del Río.

Como cada año, la cofradía realizó su Estación de Penitencia durante la cual se llevó a cabo un vía crucis procesional, rezando durante el recorrido las catorce estaciones de la Pasión de Cristo.

La salida de la Cruz de guía marcó el inicio de la procesión, que dio comienzo desde la iglesia de San Sebastián sobre las 21 horas. Desde ahí el cortejo procesional -en el que participan un destacado número de niños y jóvenes- tomó rumbo hacia el casco antiguo para realizar su desfile hasta encerrar el paso del Calvario pasadas las doce de la noche en la iglesia de la Asunción.

Como cada año, cientos de olulenses salieron a la calle para presenciar esta procesión y rendir honores al Paso de Misterio, que conforma el Cristo de los Estudiantes y la Virgen de la Candelaria, también conocida como la Virgencilla, la Dolorosa más antigua de la localidad.