Antonio Ramón Salas, alcalde de Alcóntar y presidente de la Mancomunidad de Municipios

Este pasado viernes, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anunciaba en Pulpí, el inicio de los sondeos de investigación para la creación de pozos de emergencia en el término municipal de Alcóntar, en la cabecera del río Almanzora, a fin de que puedan mitigar el cierre del trasvase del Negratín y permita a los vecinos tener agua para consumo en sus domicilios.

Estos sondeos, que comienzan la próxima semana, tratan de localizar la mejor ubicación para conseguir la mayor calidad y cantidad de agua; unas obras que suponen una inversión de 2,4 millones de euros y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses.

Es importante destacar que estos pozos de agua, permitirán la extracción del líquido elemento que llegará a los hogares, para dar solución a varios pueblos de la comarca del Almanzora que vienen sufriendo esta problemática y que se agudizará con el cierre del trasvase del Negratín.

Para el alcalde de Alcóntar y presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Almanzora, Antonio Ramón Salas, uno de los impulsores de este ambicioso proyecto, “es muy gratificante poder dar respuesta a un grave problema que pueblos como Suflí, Sierro, Somontín o Lúcar, vienen sufriendo desde hace años. Los depósitos de Suflí se vienen llenando con cubas desde hace cinco años y eso no es propio de los tiempos en los que vivimos”, aseguró Salas, quien agradeció a los vecinos de Alcóntar por su “generosidad y solidaridad”, a la vez que felicitó a la Consejera de Agricultura por haber dado una rápida respuesta a un problema histórico y cuyos reclamos siempre “caían en saco roto”. “Es muy satisfactorio ver que nuestros reclamos son escuchados y se están poniendo los medios para darles solución”, agregó el titular de la Mancomunidad de Municipios, quien insistió que “es agua para consumo humano, en ningún caso para regadío”.

Esta actuación permitirá disponer de un hectómetro cúbico de agua, pudiéndose ampliar hasta 5 hm³ si fuese necesario. Carmen Crespo ha señalado que estos pozos permiten arbitrar soluciones “de forma coyuntural hasta que tengamos unas circunstancias diferentes”, recordando que “en época de sequía como la actual, jamás la Junta había actuado sobre los pozos de emergencia, siendo además la primera vez que ésto se hace en la provincia de Almería”.