La gasolinera ubicada en el centro del municipio, es uno de los puntos de recogida de agua.

Las trombas de agua caídas en la comarca del Almanzora han provocado en algunos municipios inconvenientes que, como en el caso de Olula del Río, el Ayuntamiento local está tratando de subsanar a marchas forzadas mientras continúa lloviendo.

Uno de los accesos dañados ha sido la entrada a la barriada de Huitar, donde ya se permite el acceso de vehículos mientras se continúa trabajando, puesto que el agua caída nuevamente este viernes hacía estériles los esfuerzos por restablecer cuanto antes el acceso.

Imagen de uno de los accesos a Huitar la mañana de este sábado

Otro de los inconvenientes a los que se enfrentan los vecinos es al consumo de agua. En este sentido desde el propio Ayuntamiento se advierte a la población que como consecuencia de la rotura de unos diez metros de tubería que suministra agua potable proveniente del Negratín, ahora el agua que se recibe en los domicilios proviene del pozo de Aguamarga. 

Este agua no es apta para el consumo humano y por ello se han puesto tres puntos de distribución de agua para que se abastezca la población, a través de camiones cisterna ubicados en la gasolinera, en la plaza del Ayuntamiento y en el instituto viejo, por lo que los vecinos pueden acercarse a llenar bidones para poder beber y cocinar.

Otro de los camiones que abastece agua a los vecinos se encuentra en la Plaza del Ayto.

Desde el Ayuntamiento de Olula del Río, destacan que “es importante que los vecinos conozcan la actual situación actual y provisoria, hasta tanto se vuelva a la normalidad”.

La tubería que suministra el agua del Negratín, como atraviesa el lecho del río no puede ser reparada, hasta que no baje el nivel de agua que en estos momentos trae el río Almanzora a su paso por el municipio.