Será la principal interlocutora de la administración autonómica en la provincia.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el nombramiento de Maribel Sánchez Torregrosa, actual parlamentaria del PP por la circunscripción almeriense, como nueva delegada territorial del Gobierno en la provincia.

Nacida el 5 de agosto de 1979 en Vélez-Rubio, Maribel Sánchez será la portavoz y principal interlocutora de la administración autonómica en la provincia renunciando a su escaño en el Parlamento de Andalucía después de encabezar la lista del PP en las elecciones del pasado 2 de diciembre. Su plaza en la bancada del antiguo hospital de las Cinco Llagas será asumida por la ejidense Rosalía Espinosa, que concurrió en el puesto cinco de la candidatura de los populares por detrás de Pablo Venzal, la consejera Carmen Crespo y Ramón Herrera.

Maribel Sánchez Torregrosa es licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Granada, y antes de entrar en política hace ya casi una década, estuvo trabajando ocho años en la empresa privada siendo directora comercial para España y Portugal de la multinacional Segezha Packaging. En 2010 comenzó su vocación de servicio público en el Ayuntamiento de Huércal-Overa convirtiéndose poco después en mano derecha del regidor Domingo Fernández como primera teniente de alcalde y concejala de Hacienda y Empresa hasta febrero de 2017.

El PP almeriense puso en valor su capacidad de gestión y sacrificio en el ámbito municipal, además de sus aptitudes para el ejercicio de la política y la proyectó como senadora por la circunscripción provincial junto a Luis Rogelio Rodríguez-Comendador y Eugenio Gonzálvez. Fue elegida el 20 de diciembre de 2015 en la XI legislatura y también el 26 de junio de 2016 en la siguiente. Fue portavoz en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales y vocal en las de Economía y Hacienda y Administraciones Públicas. Hace unos meses tuvo que renunciar al escaño en las Cortes para encabezar la candidatura al Parlamento de Andalucía sustituyendo como cabeza de lista a Carmen Crespo, actual consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Fue la candidata de los comicios andaluces que más kilómetros recorrió en los quince días de campaña en la provincia, nada menos que 5.587, lo que equivale a un trayecto en coche de 57 horas a Jordania, duplicando los del cabeza de lista socialista. Se involucró al máximo en el desarrollo de mitines y actos públicos en los 103 municipios de la provincia partiendo y concluyendo la jornada en su casa en Huércal-Overa para dormir junto a su hijo Pablo al que adora. Todo el día en carretera, con un armario improvisado en el maletero y la sede del Paseo de Almería como centro logístico, protagonizó una intensa campaña por el cambio para convertir a Juanma Moreno en presidente de la Junta. 

A sus 39 años se convierte en el principal enlace del gobierno andaluz de Juanma Moreno con los almerienses, encabezando un equipo con delegados territoriales de PP y Ciudadanos y asumiendo competencias ligadas a su nuevo cargo en la Junta como las presidencias del Parque Tecnológico de Almería (PITA) y del patronato de la Fundación Almeriense de Tutela y su presencia en la comisión de seguimiento del proyecto Puerto-Ciudad.