Maura Hillen, presidenta de AUAN y hasta hace dos meses concejal socialista de Albox, ha manifestado que “hoy es un día triste para las 300.000 familias andaluzas con viviendas irregulares, pues el PSOE ha rechazado una enmienda a la LOUA que hubiese sido un importante hito en la solución de los problemas de muchas de familias afectadas”.

La enmienda, que había sido pedida por los afectados, fue presentada en su día en el Parlamento andaluz por el PP y cuenta con el apoyo de Ciudadanos. Hoy viernes se votó en la comisión de medioambiente y ordenación del territorio del Parlamento Andaluz, con el voto en contra del PSOE, la abstención de Podemos, y el voto también en contra de IU. No obstante, el PP mantiene viva la enmienda hasta el Pleno del Parlamento, así que aun cabe un resquicio de esperanza para los afectados, aseguran desde el colectivo británico a través de nota de prensa.

El objeto de la enmienda es el de dar una mínima seguridad jurídica a muchas de las 300.000 viviendas irregulares en Andalucía, y también para que los afectados puedan acceder a servicios básicos, como una cuestión básica de humanidad, así como para que se apliquen medidas medioambientales correctoras a las casas, a coste del propietario, mientras prosiguen las tramitaciones urbanísticas que culminen eventualmente en la legalización.

Maura Hillen, presidenta de AUAN, asociación que ha sido activa en la solicitud de esta enmienda, explica su gran “decepción” ante esta actitud del PSOE que no logra entender.

Dice Hillen “hoy ha sido un día negro para muchos miles de ciudadanos de a pie andaluces, que esperan como agua de mayo que alguien ponga fin a su calvario, un calvario que en muchos casos ya dura décadas. No entiendo cómo el PSOE, partido mayoritario en el Parlamento Andaluz, y partido de gobierno en esta Comunidad Autónoma, ha dado la espalda de esta forma a tantos afectados, después de todo lo conseguido con su ayuda“.

Añade la presidenta de AUAN, “hay que poner fin a esto de una vez por todas. Ya es hora de que dejen de marear a las decenas de miles de personas con viviendas sin regularizar, en la provincia de Almería, en Chiclana, Carmona, la provincia de Cádiz, Córdoba, etc, etc. Muchos de ellos han gastado miles de euros para nada durante décadas tratando de regularizar sus casas por planeamiento. No podemos seguir torturando a esta gente. No podemos tenerles en el siglo XXI sin luz y agua en algunos casos. No podemos tenerlos atrapados en sus casas sin poder venderlas, ni poder traspasarlas a sus herederos, en otros casos. Tras importantes progresos iniciales, el PSOE ahora tuerce su cara ante este problema, y no da ninguna solución, ni la permite. Mientras tanto, poco parece importar que estas casas sigan causando daños al medioambiente, y poco parece preocupar que esto no ocurra más. Tampoco se toman medidas contra los que permitieron este desastre, y no nos llevemos a engaño, la última responsabilidad en urbanismo es de la Junta de Andalucía. Que pague el ciudadano, como siempre paga los desmanes de la administración, y si el ciudadano no despierta, y no toma el destino en sus manos, seguirá pagando.”