Los trabajos se enmarcan dentro del Plan de Adecuación de la Diputación provincial

Dos tramos de 14 kilómetros de las antiguas carreteras del IRYDA de Huércal-Overa han comenzado esta semana su proceso de renovación y mejora. Las vías, cedidas por la Diputación Provincial al consistorio municipal, cuentan también con un Plan de Adecuación que permitirán dar mejor servicio a los vecinos y vehículos que las transitan.

Este paquete de obras se enmarca dentro de los 27 kilómetros de carreteras que la Institución cedió a los Ayuntamientos de El Ejido, Níjar, Roquetas de Mar y el propio Huércal Overa a los que acompañaba un Plan de Adecuación que permitiera al municipio ponerlas a punto y en uso a la mayor brevedad.

En el caso de Huércal Overa, las carreteras que se están mejorando y renovando son las siguientes:

  • AL-8107: “De la A-350R a la AL-9108, en Huércal Overa por el Saltador”. Tramo de 3.193 metros de longitud.
  • AL-9108: “De la N-340a en Huércal Overa a la AL-8107, por San Francisco”. Tramo de 10 kilómetros.

El presidente de la Diputación, ha explicado que para el arreglo de estas carreteras “el municipio recibirá 1.300.000 euros con fondos propios, de modo que el ayuntamiento tendrá que hacerse cargo posteriormente de su mantenimiento, pero tanto para la cesión como para esta puesta a punto, es la propia Institución la que asume la competencia. Son carreteras muy importantes para el municipio que además de generar empleo, van a a contribuir al desarrollo de sectores tan importantes para la provincia como el agrícola y el ganadero al tiempo que mejoran la red viaria provincial”.

Por su parte, el alcalde de Huércal-Overa ha destacado que “con la inversión que va a impulsar Diputación vamos a mejorar la anchura de la carretera de El Saltador y vamos a construir un Carril Ciclo-Peatonal que ha tenido una gran aceptación entre los vecinos y que con el inicio de las obras se está empezando a materializar”.